La noticia de que Argentina llegó a un acuerdo para la exportación de uvas de mesa frescas a la República Popular China es muy positiva para este sector de la vitivinicultura que se estancó en los últimos años a tal punto que las ventas al exterior fueron de 13.000 toneladas, una pobre cifra si se compara con el potencial que puede dar por su clima. Además, hubo escasas inversiones en parrales, nuevas variedades y tecnología para empacado.
Argentina aspirará a captar parte de un mercado con una demanda creciente que actualmente se reparten unos pocos proveedores. El pasado año China importó 216.000 toneladas de uvas de mesa por 586 millones de dólares, siendo los principales proveedores en volumen Chile (42%), Perú (34%), Estados Unidos (10%) y Australia (7%).
La proyección de Perú se ve bien y se espera que haya un aumento del 10% en la producción nacional respecto al año anterior. Teniendo en cuenta que el 70% de la producción en Perú es de Red Globe, el crecimiento está proyectado en la uva sin semilla. En cuanto a las variedades sin semillas, Perú crecerá alrededor de un 30%, pero si se junta tanto las variedades sin semilla como las Red Globe, se estima un crecimiento del 10%.
El crecimiento de las nuevas variedades se va a dar en los próximos 5 años y el futuro de la uva es la sin semilla. Los principales mercados de exportación para la uva de mesa peruana son sin semillas: Estados Unidos y Europa. Una expectativa es crecer con esas variedades de Sunworld, como Midnight Beauty, Scarlota Seedless y Sable Seedless. Sobre la apertura de nuevos mercados, explicó que Japón es un caso similar al de Corea, un poco complicado al inicio por temas fitosanitarios, pero que es un buen mercado al que se puede apuntar.
El principal problema de Perú es que la uva sin semilla no es todavía el volumen principal, y el segundo, que no toda la uva que tienen no es tan buena en los viajes como las sin semilla, entonces se espera que con las nuevas variedades se pueda apuntar a mercados más lejanos y grandes como el asiático. Perú ya ha comenzado a comercializar algunas nuevas variedades, pero con volúmenes aún pequeños. Si bien el final de la temporada peruana se cruza con el inicio de la temporada chilena, Perú en el mes de diciembre está solo en el mercado. En cuanto a los precios iniciales depende no sólo de si Chile está en el mercado, sino también del mercado estadounidense y cómo viene Europa con otros orígenes.
El año pasado fue muy favorable para la uva de mesa peruana en Estados Unidos, pero este año no se espera una campaña tan optimista en precios, pero sí que la ventana los favorezca. La expectativa para los próximos años para la uva de mesa de Perú es que los volúmenes de producción de sin semilla vayan creciendo y Red Globe disminuyendo. La uva de mesa peruana tiene un potencial de crecimiento bastante grande, y se espera que Perú prácticamente duplique su producción en los próximos 3 o 4 años. El recambio va fuerte en cuanto a variedades sin semillas, con las marcas Autumn Crisp y Adora Seedless, de las variedades Sugrathirtyfive y Sugrathirtyfour respectivamente.
Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí