La industria de las nueces es una de las más avanzadas en el sector agrícola chileno y con el paso de los años ha logrado ser considerado como un producto de la más alta calidad, destacando la alta inversión que los exportadores han hecho para tener plantas procesadoras de alta tecnología.

Según las cifras oficiales del 2015, Chile cuenta con un total de 28.000 hectáreas plantadas de nueces. Para este año 2016 se calculó un incremento del 10% de la producción y un 16% de las exportaciones en comparación con el año pasado. Este incremento en los volúmenes se mantendría constante a pesar de las heladas que sufrió Chile hace un par de semanas.

La Invernada
Durante la visita de FreshPlaza a Chile tuvimos la oportunidad de ver las instalaciones y campos de producción de La Invernada, uno de los principales productores y exportadores de nueces en el país sudamericano. “Chile es una zona privilegiada para la producción de nueces: los veranos calientes y secos, y los inviernos fríos y húmedos son las condiciones preferidas por los nogales. Asimismo, el efecto de aislamiento natural que provee la geografía del país permite que el uso de productos químicos para proteger los frutos sea mínimo”, afirmó Cristóbal Socías, director comercial, mientras ingresábamos a las instalaciones.

De abril a diciembre tienen suficientes nueces frescas para satisfacer las necesidades de sus clientes, meses que a su vez son los de mayor demanda. Durante estos meses cuentan con un promedio de 100 trabajadores, quienes aseguran la máxima calidad y productividad. Los equipos de alta tecnología no se hacen faltar, lo cual les permite minimizar los daños en las nueces y proveer nueces de todas las calidades.

«Nadie compra a ciegas»
Mientras nos mostraba la planta de producción, Cristóbal nos comentaba la visión que tiene del mercado: “Lo más importante es mantener los altos niveles de calidad a los que nuestros clientes están acostumbrados y aumentar día a día la productividad asumiendo siempre que podemos mejorar y aprender. Esto es totalmente clave si queremos tener éxito, así como la promoción de la nuez chilena a nivel de retail. Si yo quiero que alguien compre algo, se lo tengo que mostrar. Nadie compra a ciegas y sin conocer. Si bien la gran mayoría de nuestra producción está comprometida, tenemos que crear demanda”, recalcó el experto.

Futuro prometedor
Los árboles ya estaban empezando a aflorar nuevamente, por lo que durante la visita a uno de los campos de cosecha pudimos apreciar la gran cantidad de potencial que tienen como productores de nueces. Juan Ignacio Sánchez, ingeniero agrónomo recalcó: “Cada año estamos incrementando nuestra capacidad productiva y las altas tecnologías de irrigación que estamos utilizando nos permiten maximizar nuestra producción. Al ver estos primeros frutos puedo pronosticar que la producción venidera será muy buena, mucho mejor que la de este año”.

Con estos buenos augurios y ante el incremento de la demanda, a mediados de marzo, justo antes de empezar la producción, La Invernada inaugurará su nueva planta de producción. En estos momentos, cuentan con 900 hectáreas y el proyecto es ir incrementando progresivamente los campos. Asimismo, la próxima campaña estarán incursionando en la exportación de almendras como parte del proceso de expansión.

 

Fuente: Fresh Plaza | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here