En Loja, inviernos extensos y veranos prolongados, es la principal preocupación de los agricultores de  la provincia de Loja.  Incide en la  producción  y en el  escaso  cultivo de alimentos.

Uno de los principales efectos del cambio   climático, en esta provincia es pasar de temperaturas altas a fuertes precipitaciones.
Expertos aseguran que la agricultura es muy dependiente de las condiciones meteorológicas locales y es  muy sensible a los cambios del clima.
El planeta se está calentando y, a su vez, disminuye el agua dulce, lo que lleva a malas condiciones en la agricultura. Zapotillo es el cantón más afectado por los veranos prolongados.
Cultivo
El sector ganadero del sector fronterizo  también se vio afectado, en la parroquia  Mangahurco, por ejemplo los moradores se dedican al cultivo de maíz.
Juan  Pineda, agricultor, dice que la producción en este año, disminuyó. “No se compara a la de hace 10 años donde era mayor”.
En esto coinciden otros agricultores de la zona,  el exceso de sol hace que los cultivos y  plantaciones se sequen.
Preocupación
En Catamayo se presenta situación similar, los agricultores de la zona están preocupados porque la escasez de agua, hay un verano extenso, afecta a cultivos de la zona, existe el riesgo que la producción de caña de azúcar disminuya.

Existe incertidumbre porque el limón que también se cultiva en extensa plantaciones se pierda o la producción se escasee para el próximo año.

Genaro Macas, productor de Catamayo, acotó que esta situación es más complicada porque los canales de riego tienen poca agua e incluso hay desabastecimiento para el consumo humano,  y aún más para el riego.

 

Fuente: Crónica | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here