Luego de muchos años de espera, Ecuador  logró  firmar  este  11 de noviembre  el protocolo de integración al acuerdo de libre comercio multipartite que la Unión Europea (UE) mantiene  también con Colombia y Perú, con miras a que se aplique a partir del 1 de enero del 2017.

«Hoy Ecuador se convierte en un socio comercial de la UE, con una visión estratégica a largo plazo y buscando siempre el mutuo beneficio», declaró el vicepresidente Jorge Glas, en la ceremonia de la firma del acuerdo.

La Comisionada Comercial Cecilia Malmström   felicitó a Ecuador por haberse sumado a este acuerdo comercial e indico que será un paso importante para fortalecer las economías de los países latinoamericanos.

De acuerdo a proyecciones realizadas por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la entrada en vigencia del Acuerdo Comercial representará para el Ecuador un incremento anual del 0,10 del PIB, del 0,15% en el consumo y de un 0,13 % en la inversión, además de un efecto positivo en la generación de empleos y en mejores ingresos para la población.

El acuerdo asegura la liberalización inmediata del 99,7% de la oferta exportable histórica del Ecuador en los productos agrícolas y del 100% de los productos industriales ecuatorianos.   El banano ingresará con un arancel preferencial.

Por otro lado, las condiciones de acceso de varios productos ecuatorianos al mercado de la UE mejorarán sustancialmente. Algunos de los productos que se beneficiarán con este acuerdo son rosas, frutas frescas (melones, papaya, maracuyá, pitahaya, uvilla, guabas, mango, piñas y frutas congeladas), café, cacao, atún, camarón, textiles, maderas y manufacturas plásticas.

Para Rodrigo Gómez de la Torre, presidente de la Cámara de Agricultura de la zona 1, la Firma del Acuerdo Comercial con la Unión Europea, marca un hito histórico para el Ecuador.

«El comercio con Europa, países de la comunidad Europea y fuera de la misma representan más de un 25% del total de exportaciones, y la sola firma del Acuerdo lo que genera es una certeza de  que los  productos sigan ingresando con arancel 0% en los mercados ya consolidados, donde fundamentalmente están productos originados desde el sector agropecuario», explicó.

Destacó el directivo que el acuerdo plantea retos, y que todo reto debe ser considerado como una oportunidad de crecimiento.

Para Gómez  de la Torre, las ventajas competitivas que el Ecuador tiene son grandes, con productos diferenciadores en el mercado internacional, por sus características únicas producto de la mega-biodiversidad del país, la ubicación geográfica que  da ventajas competitivas por tiempos de transporte y costos del mismo, y otras más, donde hay que buscarlas y potenciarlas.

´´Es importante tener en cuenta que el Ecuador, no tiene subsidios para el sector agrícola primario, como si lo tiene Europa, lo cual genera que exista preocupación de sectores productivos por el posible ingreso de productos desde la Unión Europea para el Ecuador, y es una preocupación muy válida y comprensible.  El Acuerdo Agrícola suscrito, incluye algunas protecciones a productos sensibles, e incluso períodos de desgravación de corto, mediano y largo plazo´´ enfatizó el productor.

Según el directivo, Ecuador ha perdido mucha competitividad por efecto de la Rigidez Laboral, que de manera directa o indirecta deriva muchas veces en ineficiencias; se tiene una Excesiva Carga Tributaria, tanto directa como indirecta y con un sinnúmero de tramites donde el costo de tributar, también debe ser considerado en la misma Normativa Cambiante, tanto en lo tributario, laboral, técnico, ambiental, etc. situación que genera un incremento de costos directos e indirectos.  Todos estos aspectos, derivan en que el Ecuador se ha convertido en un país con altísimos costos de producción y por ende se genera una clara pérdida de competitividad.

Recalco que el sector privado, a través de las exportaciones, en las últimas décadas ha demostrado que ha realizado un buen trabajo, y es ahora un momento, en que nuevamente se deben plantear propuestas al interior del Ecuador para tomar los correctivos adecuados, recuperar la Competitividad y de esta forma que el Acuerdo Comercial genere las oportunidades y ventajas que se están buscando.

Para Gustavo Marún presidente de la Corporación Regional de Bananeros del Ecuador, esta firma significa recuperar el mercado europeo. ´´ Vamos a poder exportar en igualdad de condiciones que Colombia y Perú, aunque tengamos una desventaja cambiaria´´ dijo el dirigente.

En su concepto es hora de que Ecuador   busque otro nicho diferente ya que Europa tiende a consumir más banano orgánico.  » Es el momento de empezar a trabajar en fincas sustentables para producir una fruta mucho más atractiva que la orgánica » acotó.

Fuente: ElProductor.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here