La Aurora, parroquia satelital del cantón Daule, se encuentra situada en medio de urbanizaciones aledañas del cantón Samborondón y Daule, por lo que se constituye en el paso obligatorio para muchos de los habitantes, trabajadores o estudiantes, lo cual ha permitido que el flujo de clientes crezca en este sector, factor comercial que debe ser aprovechado.

Alumnos de marketing, comunicación corporativa, diseño gráfico y periodismo de la Universidad Espíritu Santo, juntan los conocimientos de sus respectivas carreras para compartirlo con microempresarios de cuatro locales ubicados en la parroquia Aurora. El proyecto que se lleva a cabo desde septiembre se denomina “Innovación de microempresas”, el cual ha consistido en brindar capacitación en marketing y comunicación a los beneficiarios, diseñar y desarrollar material publicitario para los locales y así puedan potenciar sus negocios, en un sector que cada día eleva su actividad comercial.

Son las 5 y 30 de la mañana y un rico bolón con café ya puede degustarse en  la cafetería “la Esperanza”. María Martínez, es la dueña del local cuya especialidad del local son los bolones; ella con ayuda de sus hijos empieza su jornada laboral con la aurora del día. Todo se prepara al instante y según manifiesta doña María “Los primeros clientes son los que madrugan a trabajar y que además podrán disfrutar de tortillas de verde o yuca y jugo de naranja”.  Una de las hijas que trabaja en la cafetería, Erika Heredia Martinez,  expresa que luego de las capacitaciones impartidas por los estudiantes, podrán brindar una mejor atención al cliente, organizarse adecuadamente en el local, para que asistan más comensales  a su local.

Otra de las opciones a la hora de comer es “Flamipollo”, un local  de asadero de pollos que lleva tres años atendiendo en la Aurora y ofreciendo además otras opciones como arroz con menestra, aguado de pollo y más platos. Petita Moran Del Salto es la propietaria de este negocio que abre sus puertas de lunes a domingo, a partir del mediodía en adelante. Justo al lado del asadero, está el mimimarket “luz”, un negocio familiar administrado por la señora Luzmila Moreta y Juan Paucar. Ambos esposos, con el objetivo de satisfacer las necesidades del cliente, ofrecen el servicio de entrega a domicilio y cuentan que poco a poco es mayor el número de clientes que llaman a pedir desde una pasta hasta un cilindro con gas. Al consultarle a Juan sobre los beneficios del proyecto en el que su negocio participa, menciona que su local tendrá letrero, además que han recibido capacitaciones para tratar mejor a los clientes y tips sobre marketing.

La temática de las dos capacitaciones impartidas consistió en las claves de marketing  para atraer más clientes y sobre el servicio al cliente y las buenas prácticas de manufactura. Alan Zambrano y Roberto Zambrano, acudieron a la capacitación que se dio en las instalaciones de la UEES, ambos en representación del local Sabor Manaba, propiedad de sus padres. Ellos indican que el negocio inició hace catorce años vendiendo comida desde una carreta. En aquel entonces sus principales clientes eran los transportistas y conductores de trailers, ya que no existían muchas de las actuales urbanizaciones, tales como Villa club, La Joya y Matices (las más cercanas a la parroquia Aurora).  Desde hace ocho años estrenaron su local en el mismo lugar, que mantiene la venta de comidas típicas, tal como un arroz con menestra o un seco. Alan Zambrano enfatizó que el conocimiento adquirido por medio del proyecto, contribuirá a captar nuevos clientes y fidelizar a los actuales. Al final de las charlas se entregaron los respectivos diplomas a los microempresarios, quienes manifestaron que van a poner en práctica las recomendaciones recibidas.

 

Por: Carolina Farfán Endara, estudiante de periodismo de la UEES.

cafeteria

Cafetería «La Esperanza»

flamin

«Flamipollo»

sabor

«Sabor manaba»

mini

» Minimarket Luz»

 

 

Fuente: El Productor.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here