Ecuador abre esta tarde (15:45) el hexagonal final del Sudamericano Sub-17, cuando se enfrente a Colombia en el estadio El Teniente de Rancagua. La ‘Tri’ jugará justamente contra quien debutó en el torneo y buscará la revancha, pues en la fase de grupos cayó 2-1.
Los ecuatorianos pretenden arrancar con un triunfo que signifique una motivación adicional para lograr la clasificación al Mundial de India; los cuatro primeros tendrán ese privilegio.
“El equipo está bien y muy motivado, luego de conseguir el primer objetivo de acceder al sextangular. Saben que esta fase es compleja, pero tenemos las mismas oportunidades que las demás selecciones. Ecuador va a luchar para conseguir lo que se ha propuesto”, dijo el entrenador Gonzalo Alcocer en entrevista telefónica con diario EL TELÉGRAFO desde Rancagua, sede de la parte final del campeonato.
La única baja para el debut será la del delantero Denilson Obando, que fue expulsado en el cotejo contra Uruguay y sancionado con tres partidos. Él estará disponible para el segundo partido contra Paraguay, que se disputará el viernes. Santiago Micolta y Cristian Tobar comandarán el ataque nacional.
Mientras que el defensa central, Mauricio Quiñónez, ya cumplió el partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, por lo que hoy volverá a la zaga. Él ha sido uno de los elementos más destacados en el equipo y reconocido por la prensa internacional.
Para Alcocer, a sus dirigidos les faltó “consistencia” en el primer partido cuando cayeron contra los ‘cafeteros’ y espera corregir aquello ahora contra el mismo adversario.
Ecuador se puso en ventaja con un gol de Jordan Rezabala y en los 20 minutos finales Colombia pudo remontar el marcador.
La dinámica de la parte final del campeonato establece que cada tres días se disputen los partidos (se jugarán tripletas, de la misma forma que en el Sudamericano Sub-20 de Ecuador). Por esa razón, el cuerpo técnico de la selección toma recaudos en la preparación física y reduce las cargas en los entrenamientos entre los cotejos.
La preocupación de Alcocer no solo se centra en el desgaste físico, sino también en el mental. “Los jugadores están sometidos a una presión para conseguir objetivos, porque un buen desempeño los puede catapultar a la élite. Jugar un Mundial es una vitrina, una especie de graduación, para luego llegar al profesionalismo”, agregó.
Volver a disputar un Mundial
La selección colombiana no accede a un torneo global desde 2009, cuando se clasificó a la cita de Nigeria bajo las órdenes del entrenador Ramiro Viáfara. En la fase de grupos, en el actual torneo, accedieron sin problemas al hexagonal final del certamen.
“Teníamos previsto superar la fase inicial y lo hemos hecho con lujo de detalles. Estamos preparados para afrontar la parte más difícil del Sudamericano”, dijo el estratega Orlando Restrepo.
El volante Juan Peñaloza es el goleador del torneo con tres tantos y valoró la actitud del equipo previo al inicio del hexagonal. “Hemos hecho un buen torneo hasta aquí; el balance es positivo. Tenemos ansias por empezar”.
Colombia tuvo cinco días de descanso, en comparación a Ecuador que tuvo solo tres.
El local renueva energías para la parte final
El segundo partido en el estadio El Teniente lo jugarán el anfitrión, Chile, contra Venezuela a las 18:00. El local no accedía a una fase final de un Sudamericano Sub-17 desde hace 20 años, cuando lo hizo en la edición de 1997 que se disputó en Paraguay; después accedió al Mundial de Egipto.
“Hoy comienza un nuevo campeonato. Intentaremos mejorar aquellas falencias que tuvimos en la primera fase, pero vamos a seguir con nuestra garra, coraje e ímpetu”, dijo el entrenador Hernán Caputto.
Mientras que su rival continúa la buena racha de los elementos de la sub-20, que hicieron una gran presentación en Ecuador y accedieron al Mundial. “Tenemos buenas sensaciones, por todo lo realizado previamente. Jugar contra el local significa una presión compartida, pues ellos deben rendir ante su público”, explicó el DT José Hernández.
El partido de fondo será entre Brasil y Paraguay (20:15). Ambas selecciones llegan invictas del grupo B, en el que en el enfrentamiento entre las dos igualaron 1-1. El conductor de la ‘albirroja’, Gustavo Morínigo, quitó presión a sus dirigidos, en relación a la búsqueda del título. “Somos los menos candidatos, pero estamos preparados para cualquier desafío”.

Fuente: El Telégrafo | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here