Se estima que la infraestructura captará 10 metros cúbicos de agua por segundo.

A 12 metros de la superficie, bajo la plazoleta Indoamérica, en el sector de la Universidad Central, avanza la construcción de un colector que captará el agua lluvia que desciende de las laderas del Pichincha.

La infraestructura entrará en operación dentro de un mes, para evitar nuevas inundaciones en sitios como el paso deprimido que hay en el sector.

El colector puede captar un promedio de 10 metros cúbicos de agua lluvia por segundo, aunque, en el peor de los escenarios, se estima que por esa zona bajaría un promedio de 2 metros cúbicos por segundo, según informaron técnicos municipales, quienes aclararon que este ducto complementará al sistema de alcantarillado de la zona.

Recorrido

El alcalde Mauricio Rodas recorrió el túnel de hormigón armado, que tiene 96 metros de longitud y 1,70 metros altura, y explicó que esta obra se suma “a los 300 kilómetros de colectores que hasta el momento ha construido la actual administración”.

Los colectores que están operativos en la ciudad han cumplido un promedio de vida de entre 15 y 20 años. Este es uno de los factores que ha incidido durante los últimos aguaceros cuya intensidad ha superado la capacidad de captación que tienen. Eso ocurrió el pasado 24 de abril, cuando varios sectores se inundaron.

Aspectos técnicos

El colector de la Indoaméroca, que se conectará con el Anglo French, empezó a construirse en abril de 2016 y se estima que será entregado y entrará a operar en 30 días.

Está compuesto por dos pozos de avance y visita de 12,50 metros de profundidad, una sección de 1,20 metros x 1,80 metros de hormigón armado, cámara interceptora de caudal y sistema de mejoramiento de las rejillas en los pasos deprimidos.

 Otras obras

Juan Zapata, secretario de Seguridad y Gobernabilidad, dijo que este tipo de infraestructura mejora la capacidad de respuesta que tiene la ciudad.

También se destacó la construcción del colector Tumbaco-Vía Interoceánica prevista para junio, que mejorará el drenaje de la avenida y contribuirá a prevenir inundaciones.

En el paso deprimido de La Y está previsto que se construya el colector Mirador. Al momento se realizan los estudios ya que la estrcutura que funciona actualmente no logra captar la cantidad de agua que baja cuando llueve y permanentemente hay inundaciones. Este es considerado uno de los puntos más críticos de la ciudad.

A esto se suman la construcción de 6.000 kilómetros de alcantarillado y la construcción de puentes para evitar el desbordamiento de los ríos.

 

Fuente: La Hora | ElProductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí