Leonardo Hidalgo, director de Ambiente de la Prefectura de Manabí, informó que será una tarea dura y larga.

Solo ayer se utilizaron dos maquinarias agrícolas, dos volquetas y cerca de diez personas para iniciar la eliminación del monte.
Una vez hecho este proceso, se fumigó con químicos el área intervenida. La maleza fue llevada hasta el botadero.
Hidalgo aseguró que el químico no mata los animales, solo es una especie de repelente que las ahuyenta.
Estas acciones, que continuarán a lo largo del mes, buscan evitar la anidación y sobrepoblación de aves cerca a la pista de la terminal aérea.
Esto porque, de acuerdo a un informe del departamento de Seguridad del Ala de Combate 23 de la Base Aérea, las aves, en su mayoría tórtolas (frijoleras rabo blanco), se han convertido en una amenaza para el aterrizaje, despegue y vuelo de los aviones comerciales que llegan a Manta. Están impactando contra las turbinas de las aeronaves y ocasionando afectaciones.
El Ala de Combate alertó el 5 de junio que si no se tomaban correctivos urgentes ante esta problemática, podría ocurrir un accidente aéreo, o el aeropuerto se exponía a un cierre total debido a la inseguridad existente.
Las tareas de intervención se realizan entre la Prefectura, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Municipio de Manta, Gobernación de Manabí, Ministerio del Ambiente y la empresa privada Logropó.
Esta última es la propietaria de una bodega ubicada a 500 metros de la pista del aeropuerto, donde se almacena trigo.
Según el departamento de Seguridad, es ahí donde las aves comen y luego pasan a la maleza de la terminal, que por el invierno pasado creció a más de un metro de altura. Por aquella razón Logopró se sumó a los trabajos emergentes y decidió donar el químico con el que se fumigó ayer el suelo.
Fuente: El Diario | ElProductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí