Con la idea de recuperar la producción de frutas, para mejorar la economía de las familias de aquellas comunidades azuayas, donde antes esta actividad era parte de sus fuentes de ingresos, la empresa pública Agroazuay de la Prefectura, emprendió en un proceso de tratamiento y recuperación de los árboles frutales, muchos de los cuales han permanecido improductivos en los últimos años, por la falta de mantenimiento y cuidado
En una primera etapa que inició en agosto y terminó hace unos días, Agroazuay alcanzó la intervención en 4.500 plantas de duraznos, manzana, reina claudia, capulí, pera y otras variedades frutales; en la segunda etapa se trabajará en fertilización.
Se busca con este plan de trabajo, que las comunidades que antes eran productoras de frutas, recuperen esta categoría, manifestó el gerente de la dependencia de la Prefectura, Eduardo Idrovo.
El funcionario explicó que el plan implica que cada año, durante el mes de agosto y parte de septiembre, se desarrolle la poda de árboles frutales en las parroquias y cantones, cuyo potencial sea la existencia de árboles frutales con una importante producción.
Para cumplir con este propósito, se designa un técnico experto en el área, a fin de capacitar a la población, y juntos realizar los talleres prácticos y teóricos de podas. En el año que transcurre, unas 130.000 familias productoras de frutas, se beneficiaron del proyecto.
Algunos de los lugares donde se aplicó la poda son: las comunidades Collana Chagrapugro y Sérrag, de la parroquia Ludo (cantón Sígsig); en la parroquia Güel (cantón Sígsig), participaron cinco comunidades; la comunidad La Nube, en la parroquia San Vicente (cantón El Pan); y cuatro comunidades de Guarainag (Paute).
La segunda etapa está programada para mediados de octubre, comprende la fertilización de las plantas que fueron podadas, para ello la empresa Agroazuay entregará todos los insumos necesarios y de igual forma se dictarán talleres teóricos y prácticos, a fin de lograr los efectos esperados.
El técnico encargado del proyecto, Gustavo Clavijo, explicó que los árboles frutales intervenidos, estaban en completo abandono desde hace varios años, muchos de ellos tienen edades superiores a los 15 años, los cuales no han dados sus frutos por falta de cuidado. (AZD)-(I)
EL DETALLE
* Con los talleres se ha preparado a los agricultores para que el próximo año puedan realizar las podas y la fertilización de forma independiente, en una recuperación paulatina de la producción de frutales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí