La llegada de las lluvias es su aliciente.
Mieles trabaja junto a sus hermanos en un terreno familiar. Destacó que cada año laboran con el objetivo de lograr dos cosechas.
Afirmó que el año pasado tuvo una producción de 68 quintales de arroz por cada hectárea y a su criterio este 2018 será mejor, ya que el invierno está tomando fuerza.
En cada hectárea, el agricultor señaló que ha invertido 1.200 dólares y la utilidad aproximada es de un 30%. Él recibió los kits que subsidia el gobierno nacional.
Dice que las ganancias son pocas y las utiliza  en los gastos del hogar, estudios de sus hijos y medicina.
“Lo que queda es para pagar deudas y dejar un guardado para la próxima siembra, ya que se necesita contratar personal y maquinaria para preparar el terreno”, dijo.
En sectores como El Pajarito, La Clemencia, Las Dos Bocas y otros sitios rurales de Olmedo se cultiva el arroz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí