Ecuador es el mayor productor de bananos del mundo según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, de acuerdo a sus siglas en inglés); esto permite a su mercado ser el gran importador para continentes como el europeo. De hecho, entre 1985 y el 2000, aumentó sus exportaciones de plátano de un millón a 3,6 millones de toneladas anuales (lo cual representa un índice medio anual de crecimiento de 9%).

Entre otros factores, durante los últimos 30 años, la producción ecuatoriana creció debido a la aplicación de nuevas tecnologías. Estas herramientas permitieron, además, minimizar la cantidad de recursos empleados en los procesos.

Tecnologías para contrarrestar hongos

Dentro de las enfermedades fúngicas que causan mayores daños a los bananos, la Sigatoka Negra es de las más graves. Esta es provocada por un hongo que ataca el follaje de las hojas y genera pérdidas que pueden alcanzar el 50% del rendimiento de la planta. Por eso, una de las labores fundamentales de las nuevas tecnologías es blindar al producto contra los ataques de esta enfermedad.

El centro de investigación de la Universidad de Wageningen logró, recientemente, descifrar el ADN de la Sigatoka Negra. Gracias a estos resultados, se descubrieron nuevas pistas que ayudarán a desarrollar una planta que soporte los ataques de este enemigo mortal, lo cual traéra beneficios económicos, ya que la prevención de la Sigatoka Negra puede llevarse hasta 35% de los costos de producción bananera, según cifras de La Gran época.

Biotecnología como impulsor de la producción del banano

Un reportaje del periódico El Productor reveló nuevas técnicas biotecnológicas que estimulan la producción del banano. Mediante el uso de espacios abiertos,  donde hay una mayor cantidad de luz, se logró que una planta pase de dar frutos de un solo racimo hasta cuatro.

Gracias a la biotecnología aplicada a los microorganismos, los investigadores obtuvieron resultados favorables, como el crecimiento de raíces y retornos de frutas.

El ingeniero Víctor del Campo afirmó al mencionado medio que, actualmente, 80% de los productores de banano en Ecuador emplean el deshije de la yema como técnica de cultivo, ya que permite obtener un racimo de mayor tamaño y puede incrementar la producción por hectárea en un 10%.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here