El estudio se ha basado en el empleo combinado de un prebiótico, la ? ciclodextrina, y un probiótico, la bacteriaLactobacillus acidophilus.

Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de España, ha logrado reducir un 18% el colesterol total en sangre y un 28% las concentraciones de colesterol LDL o “malo”, después de un tratamiento de tres semanas llevado a cabo en cerdos alimentados con una dieta alta en colesterol y grasas saturadas. El estudio se ha basado en el empleo combinado de un prebiótico, la ? ciclodextrina, y un probiótico, la bacteriaLactobacillus acidophilus.

La investigación -llevada a cabo por científicos del Instituto de Productos Lácteos de Asturias (CSIC) y el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CSIC-Universidad Autónoma de Madrid) en colaboración con la Universidad de Oklahoma (Estados Unidos)- podría tener aplicaciones en el diseño de productos lácteos funcionales mediante la incorporación de un probiótico y un prebiótico capaces de secuestrar y asimilar el colesterol. “Además, la ? ciclodextrina actúa como una trampa en el interior del intestino, inhibiendo la absorción del colesterol de la dieta”, precisa Leocadio Alonso, investigador del CSIC en el Instituto de Productos Lácteos de Asturias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here