Mientras la temporada de producción de los países del hemisferio sur está a punto de concluir, el hemisferio norte se prepara para el inicio de la nueva campaña. En Brasil, la temporada tuvo un buen comienzo, pero con el cambio de año la demanda se redujo. Uno de los motivos fue la llegada de otros países de la región al mercado, en concreto Honduras, Guatemala, Costa Rica y Panamá, que hacen un fuerte énfasis en la exportación. Además, la demanda está cayendo en los mercados tradicionales como el de Europa, donde el invierno es un factor limitante en los primeros meses del año. Los países del sur de Europa se preparan para el comienzo de la temporada, que comenzará en las próximas semanas. En los Estados Unidos, la primera cosecha ha sufrido un retraso por la llegada de un frente frío repentino.
Brasil: Buen inicio de la temporada y final aceptable
En marzo, Brasil envía los últimos melones, pues se prevé que la temporada española comience en abril. Los exportadores evitan la competencia española y los aranceles de importación más elevados que les aplica la UE. Esto significa que el volumen de cosecha en las regiones de Río Grande del Norte y Cerá va en descenso.
Haciendo un repaso, la temporada tuvo un inicio bastante bueno en agosto de 2017. Con el cierre de la temporada europea, las exportaciones brasileñas se incrementaron. La productividad ha sido menor este año por la escasez de agua. Europa es el mayor comprador de melones brasileños. Normalmente, el consumo desciende en el hemisferio norte a partir de septiembre. Este año, se han exportado 213.000 toneladas de agosto a febrero, un 1% más que en la temporada anterior. Además, la facturación se ha elevado un 10% con respecto al mismo periodo de la campaña anterior.
En los primeros meses de 2018, las exportaciones disminuyeron, lo cual es normal. Además de con una demanda más baja de Europa, los productores se encontraron con problemas meteorológicos en las principales zonas de producción. Entre otras causas, se debió a un aumento de la humedad, que tuvo repercusión en el volumen. En febrero, se exportó un 30% menos que en enero. Además, la competencia de otros países de Latinoamérica se intensificó. Costa Rica y Honduras fueron los primeros en llegar al mercado.
Guatemala es el mayor exportador
Guatemala ha desplazado a España como mayor exportador de melón del mundo, como muestran los datos de COMTRADE. De los 2.429,17 millones de kilos de melones exportados en todo el mundo, Guatemala exportó 455,34 millones de kilos, mientras que España envió 444,37 millones de kilos. En años anteriores, el orden era el inverso.
Honduras quiere exportar más
A partir de abril, el país empezará a exportar 18 contenedores de melones semanales a México. Los últimos acuerdos con las autoridades mexicanas se firmaron en marzo. Además de a México, se exporta a Japón, Estados Unidos, Corea del Sur y Centroamérica. El país también está interesado en exportar a Chile. Esta misma temporada, el puerto de Taiwán recibió sus primeros contenedores.
Panamá: Un exportador identifica oportunidades
Bajo el paraguas de la marca nacional Panamá Exporta, un exportador de sandías ha estado tratando de incursionar en el mercado asiático. Este exportador tiene presencia en el Reino Unido, los Países Bajos y los Estados Unidos. En la temporada 2017/2018, la empresa exportó 100 contenedores al mercado internacional.

Australia: Un brote de «Listeria» golpea al sector
El sector australiano del melón cantalupo sufrió un fuerte golpe el mes de febrero, pues se detectó un brote aislado de «Listeria» en una plantación de Nueva Gales del Sur. El sector estima que ha perdido 15 millones de dólares australianos desde que se conoció la noticia de la contaminación, al detenerse las ventas, pues los compradores perdieron la confianza en el sector, pese a que la bacteria se vinculó únicamente con una propiedad y se declararon seguros para el consumo el resto de melones.

La semana pasada, el importante supermercado Woolworths ha vuelto a ofrecer melones cantalupos en algunas tiendas de Queensland. Además, la demanda de un importante mercado de exportación ha aumentado. Un gran exportador de melón de Australia Occidental ha informado de que los contactos japoneses han hecho pedidos de melón cantalupo. La temporada de melón del norte comenzará pronto y se encontrará en las tiendas fruta de Queensland Septentrional, el Territorio del Norte y el norte de Australia Occidental.

Sudáfrica: Buena temporada en el norte
La temporada de sandía en el norte se ha desarrollado de forma muy diferente a la del sur. Como indica un comerciante, «todo lo que tiene que ver con las sandías ha sucedido en el norte». En la región del Cabo no ha habido grandes volúmenes disponibles y la calidad ha sido decepcionante. En el norte, la situación ha sido totalmente distinta; un comerciante califica la temporada de buena. El precio medio en marzo ha sido un 20% más alto que en el año pasado. Las sandías sin semillas suponen una fracción de la producción total de sandía en Sudáfrica.
El norte ha tenido un verano seco y temprano. En octubre y noviembre, cayó algo de granizo. Los productores del extremo norte, cerca de la frontera con Zimbabue, tienen irrigación en los campos. En el caso de los productores de más al sur, en Limpopo Waterberg, la lluvia ha sido insuficiente. Como resultado, los volúmenes han sido más bajos y los calibres de la fruta, más pequeños.
En el mercado mayorista de Tshwane, los volúmenes disponibles han sido considerables. La demanda ha caído ligeramente como resultado de las condiciones meteorológicas cambiantes. Las sandías que se encuentran ahora en el mercado proceden del sur de Limpopo y del Estado Libre. La temporada dura hasta finales de mayo, algo más tarde de lo normal, y la demanda se mantiene buena. La demanda de los supermercados es particularmente buena. Normalmente, la demanda en marzo es un 20% más alta que en diciembre; en cambio, este año el porcentaje ha ascendido al 30%.
Los italianos esperan la producción nacional
Cuando no es temporada en Italia, los melones y las sandías tienen poca demanda, como informan algunos de los comerciantes del centro del país. La temporada nacional podría comenzar en cualquier momento, pero pasarán algunas semanas hasta que haya grandes volúmenes a la venta. Los minimelones de Centroamérica están disponibles hasta finales de marzo. El precio se sitúa en alrededor de 1,20 euros por kilo, un precio bajo, según un comerciante. Los melones cuestan entre 3 y 4 euros por kilo. Los melones del norte de África cuestan 2,20 euros por kilo. Un comerciante explica que los melones escriturados de Marruecos tienen un sabor bueno, pero hay poca demanda. En la penúltima semana de marzo, el precio seguía en 3 euros por kilo, pero cayó a 2,20 euros el 29 de marzo. Los melones amarillos de Brasil cuestan 1 euro por kilo. «No es un mercado grande», reconoce un comerciante sobre los melones importados. «Los consumidores italianos asocian los melones al calor del verano y, por ahora, las temperaturas han sido más bien invernales». Las sandías se importan de Costa Rica (1,20 €/kg) y Panamá. Un comerciante nos cuenta que no ha importado sandías este año porque preveía que no tendrían demanda.
España teme una sobreoferta de sandía y melón de Senegal
El melón y la sandía de Senegal están teniendo muy buena aceptación en los últimos años, sobretodo en el mercado español. A los grandes marquistas del sector en España se han sumado otros muchos comercializadores que también ofrecen producto de Senegal. De hecho, hay subastas que ya han anunciado en sus páginas web este año que dispondrán de producto senegalés.

Con tantas empresas produciendo o comprando sandía en Senegal, fuentes del sector advierten que podría darse una saturación de mercado, ya que no son fechas en las que la demanda de sandía sea muy boyante, al menos en comparación con los meses de verano, debido a las temperaturas todavía suaves.

Hay incertidumbre en el sector sobre si el mercado será capaz de absorber tal cantidad de sandía y cómo afectará esto a los precios, ya que la campaña de sandía de España, en Almería, podría empezar con precios más ajustados a la baja respecto al año pasado.

En lo que respecta a melón, hay cadenas de supermercado y mayoristas que prefieren esperar a que empiece la cosecha en Murcia, por lo que seguirán con melón de Senegal.

En Almería sigue descendiendo la superficie de producción de melón en favor de la sandía, mientras que Murcia sigue siendo es el mayor productor de melones de España. En 2016, Murcia exportó 228,56 millones de kilos de este producto. Con esa cifra, ocupa el segundo puesto de la clasificación mundial, solo por detrás de Guatemala y por delante de Brasil, que exportó 224,79 millones de kilos de melones. El resto de regiones españolas juntas exportaron 215,81 millones de kilos. España suele dominar el mercado europeo de la sandía, aunque su enorme volumen de producción le dificulta alcanzar buenos precios. En torno al 85% de las sandías españolas se comercializan en Europa.

En Francia todavía no es primavera
«En Francia, la importación de melones se ha retrasado un poco», explica un comerciante. «Tiene que ver con que la Pascua ha caído pronto. Han llegado buenos volúmenes de Marruecos, pero los de Senegal han decepcionado». El consumo de melón en Francia es bajo en estos momentos. «Las temperaturas son demasiado bajas, todavía no hace tiempo de primavera y la gente no consume melones».
Otro comerciante subraya la popularidad de los melones Charentais. «Si hay un producto que está ganando popularidad es, sin duda, este melón». Las actividades de importación de este comerciante comienzan en Marruecos y continúan en España. Concluye la temporada con los productos franceses.
Consumo estable en Alemania pese al frío
La temporada de melón de ultramar está acabando poco a poco para los importadores alemanes. Los comerciantes esperan continuar impulsando exclusivamente de Latinoamérica durante en torno a un mes, tras lo cual empezarán a llegar gradualmente al mercado los melones del sur de Europa. En la actualidad, Honduras se considera una zona de cultivo muy importante, como Costa Ric ay Brasil. Los importadores se quejan del retraso de los envíos desde Latinoamérica, aunque no es una pérdida cuantiosa, pues la mayoría de las empresas comercializadoras no tienen los melones como una de sus fuentes de ingresos principales.
Los precios son relativamente estables para casi todas las variedades, así como la oferta. Además, la demanda ha sido mejor de lo esperado. Incluso en las semanas frías de febrero y marzo, el consumo se ha mantenido relativamente estable. La demanda no ha cambiado en los días previos a las Pascuas. Los comerciantes mencionan algunas tendencias a largo plazo. La popularidad de los melones Charentais marroquíes está al alza, en detrimento de la producción hondureña. En el caso de las sandías, las tendencias favorecen claramente a las variedades con pocas semillas o con ausencia de ellas. No obstante, el melón Honey es la variedad más consumida desde hace años.
Países Bajos: Los melones Cantaloupe pierden terreno frente a los Galia
Hace un par de semanas, los retrasos en los embarques impidieron ofrecer los volúmenes necesarios para las promociones de Pascua. Fue el caso de los envíos desde Costa Rica y Panamá, pero también desde Honduras. En cuanto a las sandías, la situación de mercado todavía es buena. La última fase de la temporada brasileña ha sido muy buena hasta ahora. Sin embargo, en el caso de los melones amarillos, los importadores perciben un descenso. La oferta es suficiente, pero la demanda ha bajado. Los melones Galia proceden principalmente de Honduras. Su calidad es bastante variable, pero todavía se hace dinero con los melones buenos.
Una tendencia notable en los últimos años, según los importadores, es la pérdida gradual de popularidad de los melones Cantaloupe. En los últimos años, la demanda ha cambiado cada vez más a los melones Charentais y Galia. En cuanto a las sandías, ven que aumenta la demanda de las minisandías sin pepitas, aunque las ventas de sandías convencionales mantienen un buen nivel. En el pasado, los calibres pequeños se destinaban principalmente a Escandinavia, pero ahora las variedades sin pepitas resultan cada vez más atractivas para los clientes del mercado nacional.
Un productor e importador de melones de Costa Rica señala que el inicio de esta temporada ha sido uno de los mejores en años. Para él, el cambio climático ha tenido un efecto positivo, porque en el resto de Centroamérica las producciones llevan retraso. Habrá oferta de melones costarricenses en Europa hasta la semana 20, incluida. El único pequeño problema es que los calibres son un poco inferiores este año.
Suecia: Los melones amarillos tienen demanda en Pascua
Brasil sigue en el mercado en este país escandinavo. Los melones amarillos se consumen mucho en Pascua, por lo que la demanda es alta en los días previos a las vacaciones. Es el melón más popular, aunque también tienen demanda el Cantaloupe y el Galia. Los precios son normales, según un comerciante. Se paga 1 euro por el Honeydew y 1,50 por el resto de variedades.
EE. UU.: El frío retrasa la cosecha en el sur de Florida
La oferta de sandías es un tanto escasa ahora mismo. Para los melones Cantaloupe y Honeydew, la oferta es estable. Estos melones se importan de América Central (Guatemala, Honduras y Costa Rica) y México. «En estos momentos, apenas hay sandías importadas y la producción nacional todavía no está disponible», comenta un comerciante. Las primeras sandías de Florida se esperaban en torno al 15 de marzo, pero debido a la llegada repentina de un frente frío, la cosecha se ha retrasado. Ahora, las primeras sandías del sur de Florida no se esperan en el mercado hasta principios de abril.
La oferta de Honeydew y Cantaloupe es similar a la de años precios. Los primeros melones nacionales se esperan para finales de abril. El frío ha perjudicado al inicio de la temporada. «En los últimos años, las primeras sandías del norte de Florida han llegado el 28 de marzo, pero no este año». Sin embargo, en junio se espera un solapamiento si las sandías del norte de Florida llegan al mercado al mismo tiempo que las de Georgia.
En estos momentos, la demanda es buena y los precios muestran una tendencia ligeramente al alza. Los melones Cantaloupe y Honeydew cuestan en torno a 13 dólares FOB.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here