Con el objeto de evitar que la fiebre aftosa ingrese al Ecuador por el Puente Internacional de Rumichaca, se redoblan las medidas de control por la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad).
La semana anterior se iniciaron los primeros ensayos en los andenes de ingreso y salida de peatones del ducto binacional, donde se instaló una alfombra sanitaria. El propósito es que el calzado contaminado con la fiebre aftosa se desinfecte al ingresar al Ecuador.

Hernán Álvarez, director de Agrocalidad, explicó que frente a la alerta amarilla en la que se encuentra el país ante el riesgo de ingreso del virus, se han tomando algunas medidas para no permitir un probable contagio.
El funcionario explica que uno de los temores es que un probable contagio entre desde Venezuela y Colombia, razón por la que se están implementando algunos mecanismos en los que se incluye la fumigación a los automotores.

Los peatones que entran a territorio ecuatoriano deben pisar o pasar por este tapete, en el que desinfectan las suelas de sus zapatos. Esta acción sorprende a los viajeros, pero inmediatamente es socializada por los técnicos para que no genere malestar.

?La fiebre aftosa desde hace algunos años no se presenta en el país.

Álvarez comenta que se intenta con estos mecanismos minimizar el riesgo de contaminación del virus de la fiebre aftosa, que se aplica en los aeropuertos internacionales del territorio nacional.
En las moquetas los expertos de Agrocalidad rocían un desinfectante que mata los gérmenes y no pemite un posible contagio. El pasado jueves se realizaron las primeras pruebas para implantar esta propuesta.

Alexandra Taticuán, responsable del punto de control señala que este tapiz cumple una función técnica y confirma que es utilizada en los aeropuertos del mundo. “Ahora creemos que es necesario establecer este dispositivo en este paso que registra un significativo ingreso de viajeros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí