A fines del mes de julio se abrirán las puertas del primer Centro de Investigación del arroz y Transferencia de Tecnología (CINAR) ubicado en la cabecera cantonal de Samborondón; el proyecto es realizado por el Municipio de este cantón en convenio con la Corporación de arroceros del Ecuador. También forman parte del equipo investigativo, la Universidad Técnica de Babahoyo y la Escuela Superior Politécnica del Litoral.

En sus instalaciones se realizarán estudios de análisis de suelo, control fitosanitario y funcionará el departamento de variable meteorológica para monitorear el clima.

Heitel Lozano, presidente de la Asociación de Industriales Arroceros, expresa que conocer el comportamiento del clima será de mucha utilidad para el sector arrocero y los cultivos que lo necesiten.

Son 13 asociaciones y 7.600 productores de arroz quienes podrán beneficiarse con la información proveerá el CINAR.

“Se está trabajando en mejoramiento genético aún sin tener inaugurado el centro, en tres o cuatro años se obtendrían variedades de alto rendimiento” indica Lozano.

El objetivo principal del CINAR es mejorar la calidad del arroz ecuatoriano, acorde a las exigencias de los mercados internacionales.

Lozano afirma que desde la frontera sur llega arroz con un mejor nivel de calidad y está quitándole espacio a la gramínea ecuatoriana “por esto es indispensable mejorar la calidad del grano y aumentar la competitividad para exportar” enfatiza el directivo.

1 COMENTARIO

  1. Deberian de las entidades publicas integrarse a la labor de produccion para asi sostener la soberania alimentaria del pais
    Hay muchos servidores publicos que no producen solo estan a espera del sueldo mes a mes cuando deberian de estas personas ser capacitadas para que produzcan y todos ganariamos en el pais

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí