Los fabricantes locales piden al Gobierno que levanten los mecanismos de protección para la industria nacional. Desde que se eliminaron las salvaguardias en 2017 la venta de zapatos elaborados en Brasil se incrementó el 103%. El ingreso de calzado brasileño al país aumentó en 2017, ante lo cual la industria ecuatoriana teme un impacto importante en sus ventas. En los últimos años las importaciones de este producto variaron. En 2014 llegaron a  $ 20 millones, en 2016 bajaron a $ 13 millones. Pero en 2017 se recuperaron y llegaron a $ 27 millones, según el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae). “Este enorme ingreso de calzado brasileño ha desplazado a la producción nacional”, alertó Lilia Villavicencio, presidenta de la Cámara Nacional del Calzado (Caltu), quien a su vez solicitó al Gobierno que adopte medidas para proteger la industria nacional.

Luego de la eliminación de las salvaguardias, en junio de 2017, los productos provenientes de varios países escalaron nuevamente porque sus precios se redujeron.  China fue el principal origen de las importaciones con $ 38 millones y una participación en el mercado de  31%.

Tuvo un leve crecimiento de 0,3%. Vietnam fue el segundo proveedor de calzado con un total de $ 30 millones y una participación de 14%. Brasil creció a mayor ritmo (103%) y actualmente se ubica como el tercer país que más zapatos vende a Ecuador. Registra una participación de 21%. Ante el incremento de entrada de calzado brasileño, el Senae inició los procesos de duda de calificación de origen para 13 subpartidas arancelarias y exigió la constitución de garantías por el valor equivalente a las obligaciones tributarias.

El procedimiento se aplica en los casos que la Aduana encuentra que los valores declarados por el importador son menores a los registrados en sus bases de datos. Ante ello, el importador  debe reunir una serie de documentos de soportes, como correos corporativos de la negociación, notas de pedido, factura proforma, estados de cuenta de los últimos tres meses y asientos contables. Si la persona involucrada necesita retirar el producto del almacén temporal, sin que el tema se haya solucionado, puede hacerlo con una garantía aduanera, como una póliza. Algunos almacenes de venta de zapato brasileño también comercializan productos ecuatorianos, los precios de ambos casi no varían.

En la comercializadora Brazil Store un zapato casual de cuero para hombre de fabricación ecuatoriana cuesta $ 90 y un importado $ 92. Magali Cueva, ejecutiva de ventas de la comercializadora Zaxi, considera que las principales características del calzado extranjero son la comodidad y durabilidad, mientras que el nacional tiene más diseños con bastante acogida. La presidenta de la Caltu sostuvo que los zapatos elaborados en el país son de excelente calidad, pues los productores han hecho esfuerzos por utilizar tecnología y fortalecer la capacitación. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí