El primero en la lista. Ecuador es el país que más gasta en compras públicas entre 21 naciones de América Latina y el Caribe, según un estudio publicado ayer por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con la investigación ‘Mejor gasto para mejores vidas: Cómo pueden América Latina y el Caribe hacer más con menos’, en 2016 Ecuador destinó casi cerca del 16 % del Producto Interno Bruto (PIB) en compras públicas. Es decir, más de 15.000 millones de dólares. Aproximadamente la tercera parte se destina a bienes y servicios y el resto a gastos de capital (infraestructura, edificios, autos, etc.).

En relación con el gasto público total de Ecuador, las compras públicas representan cerca del 40 %. El país es superado únicamente por Bolivia y Perú.

Ese porcentaje supera incluso al 32,5 % de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), considerado como el club de los países ricos.

Sin embargo, la cifra del BID difiere de los datos del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop). En 2016, las compras públicas llegaron al 7 % del PIB. El año pasado representaron el 5,7 % y de enero a julio de este año, el 5,9 %.

Según el organismo multilateral, en 2016 los gobiernos de América Latina y el Caribe gastaron cerca de 450.000 millones de dólares en compras públicas, que incluyen la adquisición de bienes y servicios y de equipos de capital.

Por ejemplo, compra de computadoras para las escuelas primarias, el suministro de agua potable, gas y electricidad, o la construcción de una carretera o un aeropuerto.

El BID se pregunta si son eficientes y efectivas las compras públicas en la región. El organismo advierte que las adquisiciones constituyen un imán para las ineficiencias en la gestión y para la corrupción.

¿Cuál es el impacto de la corrupción y sobornos en las compras públicas en la región? El malgasto de fondos públicos en sobornos y presupuestos abultados parece ser enorme, según el BID, pues llega aproximadamente al 26 % del costo de los proyectos. Por lo tanto, las pérdidas están en un rango del 7 % al 25% de los contratos de adquisiciones.

Dentro de las últimas medidas económicas, el Gobierno anunció mejorar los procesos de compras públicas, que han generado pérdidas debido a la figura de ‘régimen especial’. Con los cambios, las autoridades prevén un ahorro de 400 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here