Los estragos de la temporada invernal en la provincia de Los Ríos y particularmente en el cantón Babahoyo no se detienen.

Extensas hectáreas de cultivos han quedado bajo el agua en varias zonas agrícolas de la capital fluminense. “Nosotros sembramos con mucha ilusión pero las lluvias cayeron cuando el arroz estaba pequeño. Como si eso fuera poco, la creciente y el desbordamiento de los ríos mandaron a pique todo, prácticamente todos los cultivos están con agua”, informó el campesino Guillermo Ortiz.

Situación

Uno de los sitios más golpeados de Babahoyo es la parroquia rural Pimocha. En este punto productivo decenas de familias quedaron aisladas debido al desbordamiento de ríos y esteros.

Desde hace más de 10 días que el río cubrió los caminos vecinales. Por ello, los habitantes del recinto El Colorado y San Fernando solo se pueden movilizar a bordo de canoas. “Lo único que nos queda para poder salir de nuestras viviendas es la canoa, no hay otra alternativa, todos los accesos están inundados. Las canoas son las únicas que nos permiten estar comunicados con el pueblo”, señaló Fernando Vargas, habitante aislado por el desbordamiento del río Colorado.

Detalles

El gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, confirmó además que han contabilizado más de 2 mil personas afectadas en toda la provincia desde que inició la época invernal.

Según cifras proporcionadas por la Gobernación de Los Ríos, hay 4 mil hectáreas de sembríos afectadas.

“En pérdidas totales hay 357 hectáreas según el censo del Ministerio de Agricultura. El mayor porcentaje es maíz, arroz, cacao y otros cultivos”, puntualizó Salinas. (NDA)

Parte de la urbe inundada

Con la fuerte lluvia de ayer, varios sectores urbanos de Babahoyo quedaron anegados.

Sectores circundantes al Hospital del IESS, la Juan Agnoletto y los alrededores de la lotización Arreaga, 27 de Mayo, Rocafuerte, entre otras peatonales, amanecieron con el agua al borde de sus viviendas.

Muchas personas en su afán de salir usaron motos y vehículos cuando el agua pudo dar tregua, pese a que las calles estaban llenas.

La Terminal Terrestre volvió a inundarse. Los usuarios tuvieron que quitarse los zapatos para poder salir de la estación de buses. Además, el agua ingresó hasta las boleterías en oficinas de Transportes Ecuador, San Cristóbal y Panamericana.

Afectación en Febres Cordero

La parroquia rural Febres Cordero, del cantón Babahoyo, volvió a sufrir los embates del invierno. Las torrenciales precipitaciones provocaron el desbordamiento de varios ríos en la zona limítrofe entre la provincia de Los Ríos y Bolívar, por el lado de Babahoyo y San José del Tambo.

La gran cantidad de palizada y rocas que rodaban por el río Changuil, en el sector Nueva América, causó que un puente de estructura metálica con hormigón armado resulte afectado, por lo que maquinaria de la Prefectura se ha trasladado al sitio para atender la novedad y restablecer el paso.

Además, la creciente del río Marcelín dejó como saldo la afectación de tres viviendas con cuatro familias (23 habitantes en total), los cuales al momento se encuentran en casas acogientes.

Mientras que el muro que conecta a Santanderiana con La Angélica colapsó dejando aisladas a decenas de personas. “Necesitamos atención inmediata, hay muchos niños y familias enteras que requieren ayuda”, indicó el colono Roberto Muñoz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí