El Gobierno Nacional, a través de la Ley de Fomento Productivo 2, trabaja en una Ley de Emprendimiento que abarcaría seis pilares, entre ellos, herramientas necesarias para el emprendedor, establecimientos de esquemas claros y estructura ágil para el financiamiento.

También seguridad jurídica, el desarrollo de fondos y espacios de inversión, estímulos tributarios y el fortalecimiento de la educación y la cultura emprendedora, de la que los funcionarios de las instituciones esmeraldeñas, precisan que cada provincia cuenta con realidades diferentes e insertar algunas más podría abarcar mejores resultados.

Miriam Reyes, de la Dirección de Desarrollo Comunitario del Municipio de Esmeraldas, quien trabaja de cerca con este grupo, apuesta por insertar procesos de formación continua para los emprendedores en temas de innovación y valor agregado.

Limpieza del buró

Además, cree que es necesario que dentro de esa Ley, exista una limpieza del buró de créditos, que muchos afectados por el 16 de abril, aún están endeudados.

De acuerdo con la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), la cual presentó los resultados del emprendimiento en Ecuador, a través del estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM)-Ecuador, en 2017, alrededor de tres millones de adultos empezaron el proceso de puesta en marcha de un negocio (emprendimiento naciente) o poseían uno con menos de 42 meses de antigüedad (emprendimiento nuevo), llegando a la conclusión de que al menos tres de cada 10 ecuatorianos adultos emprendieron.

“La nueva Ley permitiría bajar las barreras para que cualquier emprendedor pueda poner en marcha su negocio en 24 horas y buscar financiamiento para su proyecto”, explica Gabriela Zambrano, directora del Ministerio de Producción, Industrias, Comercio Exterior e Inversiones, antes Mipro.

Sin embargo, considera necesario recordar que el emprendimiento es la generación de ideas que satisfagan las necesidades que se presentan en el Mercado, más no es poner un negocio que ya existe.

Merece financiamiento

Asegura que un buen emprendimiento que aplique todas las normativas de innovación, de generación de empleo, de impacto socioeconómico, merece ser financiado a una tasa de interés baja que permita al emprendedor mantenerse en el tiempo, y estabilizar su negocio hasta convertirla en una microempresa.

“Los emprendedores confunden todo, quieren rapidez y cuando se les comienza a exigir, comienzan a retirarse”, puntualizó Olga Angulo, técnica de la Secretaría de Juventudes de Esmeraldas, quien ejemplarizó la llegada de tan solo ocho jóvenes, después de que fueron citados 45 para llevar adelante una inducción a los créditos.

Asimismo, que el emprendimiento debe ser innovador, creativo, porque la ciudad está saturada de tiendas y restaurantes, pero sobre todo, la predisposición y la perseverancia que los aspirantes a un crédito coloquen desde un inicio, son facultades que promoverán un avance eficiente.

Tecnología y espacios

La tecnología es un espacio que permite al emprendedor conocer todas las herramientas para impulsar su negocio, las funcionarias están de acuerdo que es imperativo estimular la innovación a través de la investigación académica en todas sus fases, como base de un desarrollo sustentable y sostenible.

Sumado a ello, el intercambio de experiencias y saberes en otras ciudades para conocer los nuevos avances tecnológicos que se están dando para los emprendedores, además de la existencia de presupuestos destinados para la promoción y comercialización a nivel nacional desde las instituciones a nivel local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí