Hasta finales de mayo y posiblemente primeros días de junio continuará en Ecuador el fenómeno climático El Niño, dicho evento relacionado con el calentamiento del Pacífico Ecuatorial, se viene desarrollando en el país desde diciembre del año anterior.

Edwin Pinto, subdirector técnico del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar), indica que dicho fenómeno ha sido categorizado por el Comité para el Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen) como de débil a moderado, lo que significa que las variaciones en las temperaturas del mar no son excesivas, es decir entre uno o dos grados centígrados.

“lo más importante es que las afectaciones del evento en esta etapa no van a significar un cambio dramático en el comportamiento del clima” sostiene Pinto, quien además agrega que el mismo ha perdido fuerza y que la intensidad de las lluvias cada vez será menor.

El niño se caracteriza por incrementar significativamente la cantidad de humedad en la atmosfera, por lo que no se descartan chubascos focalizados de menor intensidad durante los primeros días de junio, y si llegara a suceder explica Pinto, no será un patrón de comportamiento climático para la región Costa.

Durante la disminución de dicho evento, la sensación térmica incrementa, así como la radiación solar debido a la disminución de las nubes, lo que ocasiona días más calorosos sobre todo para las ciudades, explica el vocero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí