La variedad de sabores y colores se toma la Macrorrueda de Negocio 2019. Unos 600 exportadores ofrecen sus productos a 180 compradores de 37 países.

Ecuador amplía y mejora sus productos para exportar. En la Macrorrueda de Negocio 2019 unos 600 exportadores ecuatorianos presentan una variedad de productos. Los snacks nuevos son los que más llaman la atención a 180 compradores extranjeros, que llegaron a Guayaquil de 37 países.

La innovación está presente en los productos. Es común que en Europa se coman semillas de girasol, allá se las denomina pipas; pero lo creativo es que se las ofrece con sabores exóticos como a maracuyá. Valeria Cruz, gerente de Marketing de la empresa que elabora Pipanic, indicó en entrevista a un diario de circulación nacional, que han desarrollado varios sabores para exportar: grosella, limón ácido, mango y maracumango (la unión del sabor de la maracuyá y del mango). Agrega que el consumo de la semilla aporta fósforo, ácido fólico y vitamina E.

En el mundo del plátano también hay novedades, se presenta una combinación de chifle y patacón. El corte del verde es más grueso, es frito y así se ofrece un snack al mundo, un bocado que es parte de la gastronomía típica ecuatoriana. La marca del producto es Chifletón. Munir Dassum, su administrador, indica que bajo otra marca están exportando a Perú y Chile y ahora se busca ampliar el mercado, pero con la denominación de Chifletón. Tienen tres presentaciones: naturales, con sabor a cebolla y picantes.

Entre las opciones también están la pitahaya deshidratada. El producto se llama Smack Time. Roberto Dunn Mora, analista de exportaciones de Nobis, manifiesta que el nombre es porque se quiere dar un golpe al uso del plástico y a los sabores artificiales. “Por eso el snack es natural y su envase es amigable con el medio ambiente”.

Por su parte, el Grupo Marich ofrece vinagre y dulce de banano. Su coordinador de exportación, José Mora, indica que los productos están elaborados con frutaorgánica.

La lista es amplia, incluye bebidas alcohólicas como un vodka de mora y licor de cacao.

El empresario Ricardo Vásconez, uno de los dueños de Licores de los Andes, explica que en cada botella de vodka hay un kilo de mora. “Lo que ofrecemos son sabores europeos unificados a los andinos. La marca del vodka es Snic y el del licor de cacao es Waru. La bebida se vende en Alemania y en un mes en Bolivia”.

Las frutas también se lucieron en la macrorrueda. A los compradores extranjeros les agradó las ofertas del pepino dulce, tomatillo, aguacate, pitahaya, entre otras frutas.

Hay optimismo en todos los sectores. Roberto Intriago, viceministro de Promoción de Exportaciones e Inversiones, indica que la importancia de la macrorrueda es que se impulsa, en esta edición, a 20 sectores. Y para ello habrá 5.470 citas de negocios. Destaca de que los exportadores presentes unos 500 son de pymes y 27 son de la economía popular y solidaria.

Intriago agrega que el año pasado se concretaron ventas por unos $ 76 millones, que es un 26 % más al comparar el 2018 con el 2017. Resalta que hay buenasoportunidades para las frutas como los mangos, pitahayas, etc. Pero también hay nuevos mercados para otros productos, “por ejemplo, se está vendiendo en Bolivia el pavo de Pronaca”.

Para el presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, Daniel Legarda, el evento es relevante y se esperan unos $ 300 millones en expectativas de ventas. El año pasado fue de $ 280 millones. Aclara que el monto de concretar el negocio es otro, porque a veces la compra se hace meses después o hasta al siguiente año. “Lo importante es que la macrorrueda deja los contactos para hacer negocios a mediano y largo plazo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí