Pues parece ser que sí es posible en opinión del grupo de investigadores liderado por el profesor William Chen, de la Universidad Tecnológica Nanyang de Singapur, gracias a la utilización de flavonoides.

Los flavonoides están presentes en frutas y vegetales y son conocidas sus propiedades antioxidantes y antimicrobianas. Sin embargo, no se utilizan en la conservación de alimentos debido a que, para que adquieran sus propiedades antimicrobianas, deben procesarse mediante un sistema complicado y poco rentable.

El trabajo de estos investigadores ha consistido precisamente en innovar en el proceso de obtención de dichos flavonoides con todas sus propiedades. Para ello, lo que han hecho es incorporar el proceso a la levadura de la cerveza (Saccharomices cerevisiae) para que sea ella quien los produzca y a un coste muy bajo.

Con los flavonoides obtenidos a partir de S. cerevisiae (una levadura que además se usa para producir vacunas contra la hepaitits B), lograron mantener carne y zumos de frutas sin refrigerar (a 23º C), durante dos días, mientras que el zumo y la carne con conservantes artificiales, solamente eran capaces de mantener los niveles de bacterias a raya durante 6 horas a esa misma temperatura.

De ser así, se trataría de una importante innovación para el sector cárnico, no solamente por la posibilidad de poder mantener mucho más tiempo a temperatura ambiente la carne sin riesgo sanitario, sino por la posibilidad de substituir el uso de nitratos y nitritos como conservantes. Esto permitiría a la industria cárnica utilizar un aditivo 100% natural, a un coste muy bajo, y con mayor efectividad que los utilizados actualmente.

Los trabajos se centran ahora en trasladar esta innovación a la industria para ser utilizada en la conservación de alimentos y así poder reducir o eliminar el uso de sustancias artificiales con todas las controversias que genera su uso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here