La oferta de chile picante está en transición desde California a Sonora, México.

“México está comenzando puntual, pues no ha habido problemas con el tiempo, sólo un poco de frío y algo de lluvia. Pero en su mayor parte, las condiciones han sido óptimas», dice Ely Trujillo, de Superior Growers LLC, con base en Las Vegas, Nevada.

Sonora seguirá en producción hasta diciembre y luego cambiará a Sinaloa, que llegará hasta marzo. Después, volverá la producción de Sonora, que puede llegar hasta junio.

«Habrá más volumen este año porque no ha habido grandes huracanes o fenómenos que destruyeran gran cantidad de producto. Habrá al menos un 35 por ciento más», comenta Trujillo. “El año pasado fue realmente malo. Los huracanes perjudicaron a muchos productores y no hubo mucha oferta, por lo que tuvimos que pagar precios extremadamente altos».

Más fincas en 2019
Como resultado, dado que los productores recibieron una buena cantidad de dinero el año pasado por sus chiles, a su vez han invertido en más fincas esta temporada.

En términos de demanda, la situación es buena para los chiles. «La oferta podría quedarse corta a medida que entramos en noviembre», explica Trujillo. “Pero habrá más producto en el mercado. Los chiles suelen ser más fuertes a medida que el tiempo se enfría; de noviembre a enero, la oferta se intensificará. Tenemos procesadores que trabajan con más chiles y el consumo en general aumenta».

Todo esto significa que, por ahora, los precios han subido un poco. «Los precios son un poco más altos sólo por la transición, pero espero que bajen la próxima semana cuando la producción comience a llegar desde Sonora», expresa Trujillo. En este momento, el Jalapeño está alrededor de 16 $ la caja; los Anaheim, alrededor de 17 $; los Serrano, alrededor de 20 $, y los Poblan,o alrededor de 18 $.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here