La víspera por el Día de los Difuntos (2 de noviembre) trae consigo un sinnúmero de tradiciones y entre ellas está la ‘gigante’ olla de la colada morada, que se prepara y disfruta en familia.

Esta tradicional bebida junto con las guaguas de pan, ya se expenden en las panaderías, comedores y restaurantes de la urbe. Pero también ha servido para que familias enteras se ganen un ‘dinero extra’.

Por ejemplo la ciudadana Gladys Giler ayer se levantó muy de mañana para salir al mercado y comprar los ingredientes: guayaba, mora, piña, babaco, frutilla, mamey, uvas, harina morada.

Familias, amigos y conocidos han degustado de su ‘platillo’ desde que tiene 23 años. Ella vende por esta fecha, ‘a pedido’, aproximadamente 30 tarrinas. Su inversión para este año fue de 35 dólares, aunque ella asegura que el precio es menor cuando se piensa sólo en una familia.

“Es una tradición familiar, siempre nos acostumbramos a hacer (la colada), por lo que poco a poco fui ganando experiencia y aprendiendo”, expresó.

Y es que ayer, en los bajos del Mercado del Río, se podía observar como personas se encontraban preguntando el precio de cada fruta para preparar la colada.

“En la casa cocinan ‘las jefas’, yo me encargo de hacer la compra, lo que pasa es que estoy averiguando los precios porque yo no sé mucho y quiero comprar más barato”, expresó Javier Jaramillo, tras añadir que venderán 12 tarrinas.

Otra de las emprendedoras de la época es Nancy Bazán. Ella cocina la colada morada desde los 30 años de edad. Vende también en su vivienda ubicada en la ciudadela El Chofer e incluso comenta que el negocio ha generado plazas de empleo para algunos familiares.

“Esto es una tradición, una devoción que viene de generación en generación. Yo veía cocinar a mi madre y la hacía solita sin ningún problema”, expresó la mujer.

La comerciante minorista María Choloquinga comenta que algunas frutas que se utilizan para la bebida suelen subir debido a la demanda que se tiene en la época. Las ventas están normales y esperan que repunten en los próximos días.

“El mortiño ha subido, el año pasado estaba la libra a dos dólares y ahora ha subido a cuatro”, indicó la comerciante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here