En los primeros nueve meses de 2019, los productores rusos cosecharon 966.700 toneladas de hortalizas de la producción agrícola protegida, de las cuales 897.000 toneladas se produjeron en invernaderos de invierno, suponiendo un 13,5% más que la cifra alcanzada en 2018 (790.400 toneladas). Según el informe, el 22 de octubre de 2019 se habían cosechado 547.700 toneladas de pepinos de invernadero, un 12,8% más que en el mismo período de 2018 (485.500 toneladas). Además, el volumen de tomate alcanzó 336.800 toneladas, un 15,2% más que en 2018 (292.400 toneladas).

Este año, el Ministerio de Agricultura de Rusia espera un volumen récord de producción de hortalizas en invernaderos de invierno, 1,2 millones de toneladas, un 18% más que el objetivo (1,02 millones de toneladas) y un 20% más que en 2018 (1 millón de toneladas).

Los líderes en la producción de hortalizas de invernadero son las zonas de Krasnodar y Stávropol, Lípetsk y Moscú, y la República de Baskortostán.

En los últimos años, el sector ruso de producción de hortalizas de invernadero se ha enfocado significativamente en las inversiones. En los últimos cinco años, se han construido y modernizado más de 1.000 hectáreas de complejos de invernaderos de alta tecnología. En 2018, se encargaron y modernizaron 350 hectáreas de invernaderos. La superficie total de invernaderos de invierno a lo largo de los años ha aumentado hasta 2.500 hectáreas, un cuarto más que en 2014.

Teniendo en cuenta que, en términos de rendimiento, los nuevos invernaderos funcionan significativamente mejor que los construidos anteriormente, los volúmenes de producción han aumentado en un 65% en comparación con 2014. Para 2025, el Ministerio de Agricultura espera que la producción de hortalizas de invernadero alcance 1,5 millones de toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here