Una vez más el gremio ganadero ecuatoriano se dio cita el pasado miércoles 19 de febrero en la ciudad de Guayaquil, para debatir los temas de interés nacional que afectan a este sector. Una de las preocupaciones más grandes sigue siendo el robo de ganado o abigeato como también se le conoce.

A la cita acudieron representaciones de todas las provincias. En dicho evento. Organizado por la Asociación de Ganaderos del Litoral y Galápagos su presidente Francesco Tabacchi, manifestó que la idea principal además de congregar a los ganaderos es hacerse oír ante las autoridades para que sus necesidades sean tomadas en cuenta puesto que este oficio ha ido en descenso.

“hablaremos sobre el tema de seguridad, crediticio, el tema de los incentivos y la intermediación ya que siempre somos víctimas de los intermediarios inescrupulosos” sintetizó y aprovechó la ocasión para pedir a los prefectos y alcaldes presentes en el acto no quitar los ojos del campo y que se den cuenta de todos los problemas que tiene este principal motor productivo del país.

A esta actividad asistió en calidad de ganadero el abogado y ex alcalde de Guayaquil Jaime Nebot, quien señaló la necesidad de que el país vuelva a mirar al campo “hoy en día los agricultores y ganaderos peruano y colombianos venden barato y ganan. Los ecuatorianos venden caro y pierden” señaló el ex mandatario quien no cesó de repetir que su presencia en el lugar no se trataba de un acto con fines políticos sino de apoyo para el sector.

Nebot argumentó que de la agricultura y la ganadería vive la mitad del país y la otra mitad consume lo que se produce, mostrando su preocupación del por qué los jóvenes ya no quieren estar en el campo y la escasa generación de relevo, que a su criterio se debe a que el campo les resulta poco rentable.

Vicente Taiano Álvarez, Miembro de la Asociación de Criadores de la Raza Braford en Guayaquil, argumenta que la situación actual de los ganaderos es que con el pasar de los años han sido abandonados por los gobiernos de turno dejando sin incentivos la actividad y de ahí la baja rentabilidad del oficio.

“Lamentablemente los precios de los insumos cada vez se multiplican más en dólares y los precios de la carne y la leche siguen estancados” indicó.

Para Rodrigo Gómez de la Torre, ganadero en la Provincia de Pichincha, este tipo de reuniones son altamente positivas pues el sector agropecuario ecuatoriano representa el 55% de las exportaciones, 40% del empleo pleno en la cadena agroalimentaria y el 20% del PIB.

“La idea es tratar los problemas estructurales no coyunturales, reconocer que el contrabando es un problema de costos de producción que tienen que ser controlado en fronteras sí, pero sino corregimos costos de producción las cosas no van a cambiar” expresó.

Gómez de la Torrez también se refirió al tema de impunidad por los crímenes contra trabajadores y productores en zonas rurales e indicó que las medidas inmediatas las debe tomar el gobierno nacional.

Se requiere una reforma laboral que baje costos de producción, se requiere devolver el derecho de porte de armas al sector rural y eliminar las distorsiones tributarias y arancelarias, enfatizó el ganadero.

Por último, se refirió la pérdida que afronta el sector con la baja de productores que dejan la ganadería, pues manifestó que en los últimos 5 años se vacunaban unos 4.500.000 animales, y que en la actualidad se están vacunando unos 4.300.000.

Freddy Bustamante, ganadero de la zona de Isidro Ayora en la provincia del Guayas, manifestó que en el 2007 se retiró de la actividad debido a la falta de incentivos y las pocas garantías que tenía para seguir con la ganadería, uno de los ganaderos más prestantes del litoral ecuatoriano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí