Investigadores descubrieron que la resistencia al virus de la tilapia lacustre (TiLV) que afecta a la tilapia se debe principalmente a diferencias en los genes entre familias del mismo pez.

El descubrimiento podría ayudar a proteger las poblaciones de peces tilapia, que es una importante fuente de alimentos en África, Asia y América del Sur, y que tiene un valor cercano a los US$ 10 millones para la economía mundial.

En los sistemas de producción intensivos, las enfermedades infecciosas es uno de los principales amenazas para el éxito y la sostenibilidad de la producción de tilapia. Un relativo nuevo patógeno, el virus de la tilapia lacustre (TiLV) ha emergido como una de las mayores amenazas para las tilapias.

Desde su detección en el año 2014, el Virus de la Tilapia del Lago (TiLV) ha devastado las poblaciones de tilapia en 16 países en tres continentes.

Los signos clínicos del virus observados en la tilapia incluyen cambios de comportamiento, decoloración, hemorragias en la piel, pérdida de escamas, protrusión del globo ocular e hinchazón abdominal. En la actualidad, no hay tratamientos o vacunas para TiLV.

Crianza selectiva

La crianza selectiva para la mejora genética de la tilapia viene siendo usada para rasgos de producción. A la fecha, los programas de crianza de tilapia han incluido características relacionadas al crecimiento, como un objetivo de la selección, alcanzando ganancias genética que van de 10 y 15% por generación, lo que resalta la factibilidad de mejorar las características de producción por medio de la crianza selectiva.

Los expertos creen que la cría selectiva de peces con genes de resistencia puede ser una forma de limitar el daño de esta enfermedad, debido que hasta el 90 por ciento de los peces mueren una vez infectados.

Los investigadores del Roslin Institute de la University of Edinburgh y WorldFish analizaron los genes de 1821 tilapias de cultivo mejoradas genéticamente (GIFT), que fueron etiquetados y colocados en un estanque que tuvo un brote de TiLV.

Los peces utilizados en el experimento eran miembros de 124 familias, y el equipo descubrió que había una gran variación en la supervivencia familiar. Algunos grupos familiares no tuvieron muertes, mientras que otros tuvieron una tasa de mortalidad del 100%.

Resistencia heredable

Luego, el equipo utilizó modelos estadísticos para mostrar que la resistencia al virus era muy heredable, y esto significa que la reproducción selectiva para producir líneas de tilapia más resistentes es probable que sea efectiva.

“En conclusión, la resistencia a TiLV medido por la supervivencia durante un brote de campo tuvo una significativa y alta heredabilidad. Estos resultados resaltan que la mejora genética de la resistencia al TiLV es factible en una población de tilapia del Nilo” reporta el estudio.

Los investigadores encontraron que la variación en la resistencia al TiLV es independiente de la variación genética en el crecimiento, lo que significa que cualquier programa de mejoramiento futuro para GIFT que produce peces resistentes al TiLV no afectará negativamente el crecimiento de los peces y beneficiará los rendimientos de los piscicultores.

La línea GIFT fue obtenida mediante crianza selectiva para crecer más rápido y adaptarse a un amplio rango de ambientes. La línea es producida en al menos 14 países, ayudando a reducir la pobreza y el hambre.

La tilapia es una fuente de alimentos asequible para muchas personas, especialmente en los países en desarrollo. Es el cuarto pescado más consumido en EEUU.

“El virus de la tilapia del lago plantea un problema real para los piscicultores de todo el mundo, debido a que afecta los medios de vida y la seguridad alimentaria de millones de personas. Esta investigación es el resultado de una colaboración a largo plazo entre Roslin y WorldFish, y es el primer paso para criar líneas de tilapia con resistencia mejorada al virus” dijo el profesor Ross Houston, autor principal y jefe de personal de Aquaculture Genetics en el Roslin Institute.

El proyecto de investigación fue financiado con ayuda del Gobierno del Reino Unido y se llevó a cabo en el marco del programa del CGIAR Research Program on Fish Agri-Food Systems.

“Este es un hallazgo realmente emocionante en la frontera de la genética de peces. WorldFish se basará en esta investigación, con nuestros socios en la comunidad de investigación, donantes y de inversión, para acelerar el desarrollo de líneas de tilapia resistentes a TiLV y su amplia accesibilidad a pequeños acuicultores” dijo Dr. Michael Phillips, director del CGIAR Research Program on Fish Agri-Food Systems Aquaculture and Fisheries Sciences, WorldFish.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí