Luego de un diálogo con amigos de Perú, Moisés Macancela tuvo la idea de tener un trabajo propio al regresar de Estados Unidos. Ahí surgió la iniciativa de cultivar uvilla, para lo que buscó el asesoramiento del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y hace siete meses comenzó el proyecto en el sector Saguín, parroquia Guapán, cantón Azogues.

El objetivo es exportar la fruta y generar mayores recursos económicos para el bienestar de su familia, señaló Macancela, al indicar que es una variedad nueva que tiene forma de manzana.

La uvilla es un cultivo nativo que se siembra a 3.317 metros de altura; se cultiva de forma orgánica y libre de químicos.

En la actualidad, Macancela está en la elaboración del logo y la marca, y cuenta que piensa denominarla “Laila´s uvillas, la fruta de oro”.

Trabaja junto a su esposa, y aspira que productores del sector se sumen al proyecto para contribuir al desarrollo del sector, y permitir que otros conozcan que este fruto posee varias propiedades para el ser humano.

Raúl Medina, técnico del MAG Cañar, indicó que el apoyo es constante a los productores que buscan cultivar productos alternativos, como la uvilla que se adapta fácilmente al clima del sector, lo que facilitará cultivarla en otros sectores aledaños.

Manifestó que desde el MAG apoyan con asistencia técnica permanente a los productores, y con la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) apoyan emprendimientos para que obtengan la certificación en Buenas Prácticas Agrícolas, así como cuando pretendan darle valor agregado al producto, ya sea en la elaboración de vino o en frutos deshidratados.

Glenda Guamán, responsable de la oficina técnica en Cañar del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, mencionó que trabajan en la estimación de empaques e imagen corporativa del producto para su posterior comercialización en mercados locales o internacionales. “Es importante trabajar interinstitucionalmente, porque el único beneficiado es el productor”, afirmó.

Mientras que Ruth Juanacio, productora del sector, consideró que “este emprendimiento es nuevo en el sector; es un producto nativo y beneficioso para la salud porque posee vitamina c, magnesio, calcio y ayudaría a aquellas que tienen próstata y diabetes”.

Agregó que llevan dos cosechas de uvilla, producto que lo ha comercializado en mercados de la localidad y a vecinos del sector. Cuando posean la marca y el logotipo piensan ingresar la producción a supermercados de la provincia del Cañar y finalmente cristalizar su proyecto en la exportación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí