Foto Internet

Los piñeros de la Zona Norte de Costa Rica se enfrentan a pérdidas millonarias por la caída de la demanda de piñas en sus principales mercados de exportación, Estados Unidos y Europa, que ha empeorado con la crisis por la pandemia de COVID-19.

El precio de exportación del kilo de piña para fabricar jugos cayó drásticamente de 30 centavos de dólar a 10. Además, desde que empezó la crisis mundial por el coronavirus, la demanda internacional de esta fruta ha caído un 50%.

Luis Adrián Barrantes, un pequeño productor de la zona, aseguró al medio RCP Noticias de la Zona Norte que la situación para ellos ha sido muy dura desde hace más de 3 años, cuando tuvieron que botar el 50% de su cosecha por una superproducción que se dio debido a que los mercados internacionales estaban saturados. Sin embargo, ahora con la emergencia sanitaria mundial la situación se ha agravado. “Es una incertidumbre para la próxima semana y para las semanas que vienen, porque posiblemente, al no haber exportación de fruta fresca, toda la piña que tenemos para exportar pasará a la industria del jugo y esto también saturaría este mercado” señaló.

La mayor preocupación de estos productores es que deben enfrentar deudas en bancos, cooperativas y fundaciones. Los afectados calculan que en San Carlos, Upala, Guatuso y los Chiles son unos 400 pequeños y medianos productores los que están enfrentando la misma situación.

Los afectados señalaron que las deudas de algunos pequeños productores superan los 50 millones de colones, mientras que para los medianos y grandes productores las deudas son incalculables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí