Si bien el reconocimiento facial aplicado en ganado vacuno no es algo nuevo, este año una compañía de Estados Unidos está apostando a sacar el mercado una aplicación con base en esta tecnología. Conozca cuáles fueron las razones detrás del desarrollo de esta herramienta.

Black Hereford Holdings, una asociación con sede en Kansas (Estados Unidos) lleva más de un año en el proceso de crear una aplicación llamada CattleTracs, una tecnología de reconocimiento facial de vacas.

“Este es el comienzo del desarrollo de una base de datos nacional para proteger la salud animal y proteger la propiedad privada de las personas”, aseguró KC Olson, profesor y científico de ganado vacuno de la Universidad Estatal de Kansas.

Los agricultores y ganaderos envían voluntariamente información médica y otros datos sobre su ganado a través de la aplicación para teléfonos inteligentes, creando una base de datos que los asocia con la imagen del animal, coordenadas GPS y fecha.

La tecnología utiliza imágenes de la cabeza y la cara del vacuno para identificarlo en función de características únicas y rastrear al animal a lo largo de su vida.

“El ganado no pierde su cara casi nunca y el costo incremental de un sistema como este es realmente cercano a cero”, afirmó el profesor para el portal Wibw, añadiendo que el sistema permitiría hacer cuarentenas en brotes de enfermedades.

Y añadió que: “El componente más importante, en opinión de mis colegas y yo, es que ahora tenemos los inicios de un proceso nacional de trazabilidad de enfermedades animales, que no agrega gastos, que no viola el derecho de los productores a la privacidad”.

Por otra parte, en entrevista con la cadena radial NPR en Estados Unidos, informó que el objetivo es rastrear el ganado en caso de enfermedad.

Las vacas tienen caras únicas como los humanos y la tecnología de reconocimiento facial puede detectar unos 200 puntos de medición clave para identificar un rostro humano, lo que se conoce como biometría, un concepto que también funciona para las vacas, y que se puede aprovechar gracias a la inteligencia artificial.

“La inteligencia artificial observó millones de imágenes de vacas y aprendió por sí misma, de manera efectiva, qué características de la cabeza bovina eran las más características de la especie. 94 % de las veces la IA acertó la respuesta correcta”, dijo Olson en el programa de radio.

Con esto desarrollaron la app CattleTracs, con la cual los ganaderos toman una foto de la vaca y luego la envían a una base de datos que está desarrollando la compañía de Joe Hoagland, lo que podría conducir a una forma más rápida de rastrear una vaca enferma.

“Podríamos rastrearla, ponerla en cuarentena y manejar la situación de manera muy similar a como lo hacemos hoy con el coronavirus. Ya sabes, si puedes detectarlo temprano, puedes controlarlo”, dijo Hoagland, director de Black Hereford Holdings.

Esto es importante para manejar enfermedades como la fiebre aftosa, pues por ahora el rastreo se hace a través de documentos en papel y registros de ventas para determinar qué tan lejos se ha propagado potencialmente una enfermedad.

Además, si se empieza a usar ampliamente, ya no sería necesario gastar en dispositivos de trazabilidad animal, sino que tendría un costo anual de 9 a 20 dólares, mucho menor al de chapetas con RFID.

De hecho, el Departamento de Agricultura de EE. UU. ha estado atento al desarrollo de esta tecnología, como aseguró uno de los reporteros: “El USDA está al tanto de la investigación sobre el reconocimiento facial del ganado y continuará evaluándola como una posible forma de identificar y rastrear fácilmente a millones de vacas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here