Cerca de 120.000 hectáreas de la zona norte de Ecuador están afectadas por la enfermedad conocida como PC “pudrición del cogollo” de la palma africana o palma aceitera que no solo se encuentra en el país sino que afecta muchas   hectáreas en América Latina.

Carlos Chávez  presidente del Directorio de La Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera (Ancupa), indicó  al PRODUCTOR.COM,  que es un problema que está afectando a  gran cantidad  de productores de  la zona norte del país  en provincias como Pichincha , Esmeraldas, Santo Domingo , Manabí e  Imbabura  donde se  ve devastado el sector, y los agricultores han perdido todo.

Según el directivo, La pandemia fue un tiempo muy crítico, “tuvimos momentos en que no pudimos vender la fruta, bajaron mucho los precios pero en este momento hay una reactivación, el mercado está mejorando, la zona sur esta con mayores expectativas pero necesitamos ayuda para controlar esta temible enfermedad que ha hecho reducir notablemente las áreas de siembra en la zona norte” destacó.

Está en una enfermedad causada por un microorganismo que degrada los tejidos internos del cogollo y permite que otros organismos se vinculen a su estado agravando la situación.

Un informe de CropLife Latín América, indica que En Tumaco Colombia, ha provocado reducciones del 46% del ingreso regional en un año. En Colombia y Ecuador, explica la nota, el cultivo genera cerca de 500.000 empleos directos e indirectos. En Colombia de la palma de aceite dependen 130.000 familias, es decir medio millón de colombianos se benefician con este cultivo.

Por la cantidad de gente que depende  de la palma en el país, el dirigente de Ancupa solicita al gobierno nacional, que se agilicen los créditos del BanEcuador y la Corporación Financiera Nacional, para que los agricultores que han perdido sus cultivos puedan reactivarse.

Si bien argumenta el productor, la comercialización, se ha venido manejando mejor,” hemos tenido precios altos, y los palmicultores del sector sur que no tienen problemas del pc están en mejores condiciones por lo que podrán cumplir con sus obligaciones y reactivarse en los momento que no fueron buenos por la pandemia” los productores de la zona norte requieren urgente apoyo.

Estén problema ha hecho que bajen las áreas de siembra de palma aceitera, los productores tienen mucho temor a la resiembra, hay algunos que han optado por otros cultivos. No creo que se recuperen las áreas, enfatizo Chávez.

En la actualidad cuenta el productor,   Nunca hemos dejado de trabajar, tenemos que erradicar la enfermedad y hacer que esto sea un plan nacional para que podamos volver a sembrar, es una petición al Ministerio de Agricultura, “estamos por finalizar este gobierno y vamos a tener dificultades para esa pronta reactivación. Necesitamos agilidad en créditos para que se pueda reavivar el sector.

Según el directivo en estos momentos están dando alternativas para productores de hasta 50 hectáreas con el plan semilla donde el gobierno subsidia más del 50% en insecticidas, fertilización y semilla.

Ancupa por su parte   trabaja en el programa Pro Amazonia en el Oriente y apoya el plan semilla, para dar todo un paquete tecnológico.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí