Diana Espín García, directora ejecutiva CONAVE

CONAVE es un gremio de ámbito nacional de 26 años de historia, creado para apoyar al sector avícola a nivel nacional y del cual forma parte las empresas dedicadas a la producción de carne de pollo, huevo de mesa y carne de pavo.

Tenemos grandes objetivos, tales como promover el consumo de proteína con el fin de no solo promover positivamente la parte comercial con visión de cadena, si no la importancia en la canasta familiar y la nutrición de la población ecuatoriana, especialmente los niños.

En Ecuador, la cadena productiva de la proteína animal (pollo y cerdo) es una de las más importantes, ya que alcanza una oferta total de $4.500 millones de dólares (26% del PIB Agropecuario) y genera empleo directo a 325.000 personas.

La cadena productiva de la proteína animal contempla tres importantes eslabones:

  1. Actividad pecuaria, que consiste en la cría avícola y porcícola
  2. Actividad agroindustrial, que es la producción de alimento balanceado, utilizando como uno de sus principales insumos al maíz amarillo duro.
  3. Actividad agrícola, cultivos de maíz amarillo y el grano de soya.

Esta cadena de valor representa la principal fuente de proteína animal para el consumidor ecuatoriano, ocupando a nivel nacional un consumo del: 41% carne de pollo (30 Kg/persona/año), 10% huevo de mesa (14 Kg/persona/año) y 6% carne de cerdo. El 43% restante lo ocupa la carne de res (29%), pescado, atún (12%) y camarón (2%).

Sin embargo, posee algunos cuellos de botella que reducen su competitividad y por ende su capacidad de exportación. Principalmente se debe a los elevados costos de producción, dentro de los cuales destaca el elevado costo de las materias primas como el maíz amarillo duro que es el principal insumo para la elaboración del alimento balanceado utilizado para la alimentación de pollo y cerdo.

Por tal motivo los gremios que representan al sector de proteína animal, por medio de una consultora reconocida, elaboramos un documento al que lo llamamos “El Libro Blanco”, el cual pone en total evidencia por medio de data técnica y oficial, la situación de falta de competitividad y sus causas (materias prima).

Así  observamos que la productividad de maíz amarillo duro en Ecuador está por debajo en al menos un 45%  llegando en algunos casos al 100%, en relación a países como Chile, Argentina, Estados Unidos y otros, es decir que mientras la productividad en el Ecuador es de 6 TM/ha, otros países alcanzan productividades de 12 Tm/Ha.

En cuanto al precio del maíz, el Ecuador mediante su política establece un precio mínimo de sustentación de USD $322/Tm llegando en periodos de especulación y escases a costar USD $506/Tm. Mientras países como Colombia, Perú, Chile, Argentina y otros acceden a un maíz de USD $200/Tm.

Como sector avícola, estamos convencidos de nuestra capacidad técnica para estar entre los rubros exportadores del Ecuador, y formar parte de los actores que aportan al dinamismo de la economía y el empleo. Pero nuestros desafíos más grandes se originan en:

  • Elevados costos de materias primas (encaren el costo del producto final)
  • Costos elevados de mano de obra.
  • Enfermedades por erradicar (representan una barrera para la exportación)

Seguimos y seguiremos trabajando para lograr este gran objetivo. Sin embargo, no nos damos por vencidos y continuamos trabajando en alianzas público-privadas y en estrategias y programas que abran las puertas en el mediano y largo plazo de nuestros productos avícolas al mundo.  Es por eso que:

Mantenemos un Convenio Marco CONAVE-AGROCALIDAD, en donde trabajamos de la mano para promover y apoyar al sector avícola, mediante planes y proyectos. Un paso importante para el acceso a mercados internacionales, liderado por AGROCALIDAD y de la mano de CONAVE se dio en el 2019, cuando Ecuador se autodeclaró ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como país libre de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad, esta enfermedad era una de las barreras sanitarias, ahora es un objetivo cumplido. Otra de ellas es Newcastle, por lo cual mantenemos nuestro trabajo en una Programa Nacional y a la par un posible compartimento.

Nos queda aún un camino con grandes desafíos, y problemas por solucionar y por trabajar. Problemas de competitividad y posibles desafíos de integración regional, es por eso que debemos trabajar en generar un ambiente de negocios favorables, que nos permita reducir los costos de producción de nuestra proteína animal; ¿cómo? mediante:

  • Una política favorable como visión y planificación de cadena (proteína animal).
  • Una mejor productividad de nuestras materias primas, con precios competitivos.
  • Una libre comercialización, sin la necesidad de cupos y licencias de importación.
  • Un fortalecimiento de AGROCALIDAD, con un presupuesto que le permita implementar acciones de vigilancia epidemiológica, erradicación y prevención de enfermedades, a fin de alcanzar un status sanitario, que servirá como una de las herramientas de negociación de comercio internacional.

Y hasta lograr políticas y programas favorable para toda la cadena, se debería trabajar conjuntamente en un Régimen Aduanero de Admisión Temporal para Perfeccionamiento Activo “Régimen 21” específico para el sector pecuario, el cual consiste en importar materias primas sin arancel, transformarlas o darles el proceso que requiera para que en su totalidad sean exportadas.

Seguimos y seguiremos trabajando, porque confiamos en el Sector Avícola Ecuatoriano…

Escrito por: Diana Espín García, directora ejecutiva Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador – CONAVE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here