Este año, las heladas registradas en muchos países han provocado un retraso de la llegada de muchas producciones de fruta de hueso en todo el mundo, con España, Italia y Francia entre los países más afectados. Sin embargo, esta situación ha beneficiado a los vendedores en países importadores, como los Países Bajos, así como a los que no se han visto afectados por estas condiciones meteorológicas, como Turquía y Sudáfrica. China se enfrenta a una temporada especialmente difícil, ya que el aumento de la producción se traduce en una bajada de los precios, y en Australia, la producción se está viendo obstaculizada no por el tiempo, sino por la falta de mano de obra debido a la COVID-19.

España: El mal tiempo dificulta las ventas en el primer tramo
La campaña española de fruta de hueso comenzó a mediados de abril en Andalucía y Murcia, las únicas regiones que apenas se vieron afectadas por las heladas. Las cosechas más tempranas de melocotón y nectarina están arrancando ahora en Lleida, donde se espera que la producción sea una de las más bajas de los últimos 30 años debido al impacto de las heladas. Aunque la demanda aún no ha despegado como debería debido al mal tiempo, los precios son buenos. El año pasado hubo una notable falta de volúmenes y los precios fueron altos. Este año el sector también prevé una buena campaña, ya que a partir de este mes habrá una oferta aún menor que la del año pasado en España, así como en otros países productores europeos.

Aun así, la climatología juega un papel crucial, ya que hasta ahora, a pesar de que hay alrededor de un 50% menos de albaricoques disponibles en el mercado, no ha sido fácil mantener los precios altos, ya que la demanda se ha visto frenada por el mal tiempo en gran parte del continente europeo. Además, algunas de las grandes cadenas de distribución aún no habían abierto todas sus líneas de fruta de hueso y no todo podía ser absorbido por el canal mayorista. Se espera que todo cambie a partir de este mes, con la llegada del verano y del calor necesario para impulsar las ventas.

La mayor disminución de la producción se registrará con los albaricoques y nectarinas. Se confirma que la producción global de melocotón, paraguayo, pavía y nectarina en España será, por segundo año consecutivo, considerablemente menor a la registrada en el año anterior, alcanzando este verano las 1.218.694 toneladas, es decir, un 6% menos que en 2020, año ya muy ligero en kilos, y un 20% menos que la media de los últimos 5 años.

En nectarina, que supone el mayor volumen en el grupo de productos analizados, se alcanzarían las 442.612 t. (es decir, un -5% y 25.000 t. menos que en 2020); le seguiría en producción la pavía con 285.420 t. que sufriría una menor caída, sólo un -3,5%, y a continuación el melocotón, para el que se prevé un montante de 264.343 t. (-2% y 5.000 t. menos que en 2020). El paraguayo continúa esa tendencia bajista, ya que pondrá en el mercado una producción casi un 14% por debajo de la de 2020 (226.319 t.). Y por último el albaricoque, cuya producción se prevé que ascienda a 86 835 toneladas, un 15% menos que la campaña anterior y un 31% menos respecto a su potencial productivo.

Países Bajos: un poco menos de oferta no es necesariamente malo
La temporada española de fruta de hueso se está poniendo ya en marcha. «En otros lugares de Europa, la fruta de hueso ha sufrido considerables daños por las heladas y mis proveedores españoles también esperan una producción algo menor que otros años. Ahora bien, en nuestro sector, que haya un poco menos no es necesariamente algo malo, ya que la demanda se mantiene y esto suele traducirse en un mejor precio. Mientras que en el caso de los melones el tiempo cálido provoca inmediatamente un repunte en el mercado, esto no ocurre de la misma forma en las primeras fases de la temporada de fruta de hueso. Mucha gente se siente ya más veraniega por estas fechas y busca algo nuevo. Una vez el verano avanza, el tiempo soleado suele facilitar mucho las ventas», dice un importador holandés.

«Con los melocotones estamos ahora trabajando con los tamaños más gruesos (26-28). Los precios de venta por 4 kg rondan los 7,50-8 euros para los calibres más grandes, 6,50-7 euros para los medianos y alrededor de 6 euros para los más pequeños. El precio de las nectarinas es solo un euro más alto en todos los casos. El precio de los paraguayos ronda los 15-16 euros. También se están obteniendo buenos precios», concluye el importador.

Bélgica: el calor estimula la demanda de fruta de hueso
La temporada española de fruta de hueso está en pleno apogeo. Según un comerciante belga, el buen tiempo de los últimos días ha generado mucha demanda. También está satisfecho con la oferta. «Se dice que algunas regiones de España tienen menos oferta debido a los daños causados por las heladas, pero nosotros no lo hemos notado en absoluto. Los calibres y variedades de melocotones, nectarinas y albaricoques son muy buenos y el sabor es muy bueno». Para la fruta de hueso de buena calidad, los precios están a un nivel razonablemente alto.

Italia: las condiciones meteorológicas desfavorables afectan a la producción en todas las regiones
Sicilia entró en plena campaña de albaricoques de campo abierto en torno al 15 de mayo, tras el suministro de pequeñas cantidades procedentes del cultivo en invernadero. Por las variedades de mejor calidad, con una textura y un aspecto excelentes, el productor recibe entre 0,50 y 0,80 euros por kilo. La campaña de albaricoques continuará hasta la segunda decena de agosto. En cuanto a los melocotones y las nectarinas, ya se han cosechado pequeños volúmenes en mayo, y las variedades tempranas de campo abierto comenzaron a llegar hace unos días. Después se recogerán las variedades tardías, y las últimas cosechas tendrán lugar a principios de octubre.

En Calabria, en las llanuras de Sibari, se están cosechando variedades de albaricoque como Tsunami y Pricia. Dentro de una semana se comenzará a trabajar con el Orange Rubis. La temporada de fruta temprana ha sido decepcionante, sobre todo en materia de sabor. Las cantidades siguen siendo limitadas por el momento, pero a partir de principios de junio se esperan mayores volúmenes y buenas ventas. Los albaricoques se destinan a Alemania y Austria, principalmente en formato ecológico.

La campaña comercial de melocotones y nectarinas comenzó a finales de mayo y terminará, como es habitual, a finales de septiembre. A pesar de algunos daños leves debidos a las heladas ya mencionadas, las previsiones de producción indican un aumento de los volúmenes para la temporada 2021.

En Basilicata, ha finalizado la cosecha de albaricoques Ninfa y se han recogido los Mogador y Pricia. Las condiciones meteorológicas desfavorables de los últimos meses han afectado ligeramente al tamaño de la fruta, además de retrasar la maduración entre 10 y 12 días. También se están recolectando las nectarinas Flariba y los melocotones Plagold, ambos con un calibre medio de unos 17,5 mm. En cualquier caso, la calidad y el sabor siguen estando garantizados y las altas temperaturas actuales permitirán que la fruta madure más rápidamente y, por tanto, alcance mayores volúmenes.

En Apulia, en la zona entre San Ferdinando di Puglia y Trinitapoli, ha comenzado la cosecha de nectarinas Patagonia. Los calibres parecen ser más pequeños de lo esperado, pero la fruta está alcanzando precios más altos que el año pasado. Dentro de quince días comenzará la campaña de nectarinas Nectaprima, a las que seguirán otras variedades de melocotón y los albaricoques Mogador. La calidad y los calibres son actualmente adecuados.

En Campania, los volúmenes han caído por segundo año consecutivo. Una cooperativa estima un descenso de los volúmenes de alrededor del 30% para los melocotones y las nectarinas y del 50% para los albaricoques. El producto cosechado es de buena calidad y los calibres son sobre todo medianos. A pesar de la falta de producto, el mercado no está absorbiendo los volúmenes tan bien como se esperaba. Debido a ello, los precios no son muy atractivos.

En el norte de Italia, entre finales de mayo y principios de junio, las tendencias en el mercado del albaricoque fueron extrañas. Un productor afirma que en la subasta, tras un comienzo prometedor, se produjo una ralentización de los precios, que bajaron mucho, hasta alrededor de 1 euro/kg para el producto de menor calidad, con un precio medio de 1,5 euros/kg, teniendo en cuenta incluso los mejores albaricoques. Un subastador afirma que los precios probablemente volverán a subir en los próximos días. Otro fruticultor de Emilia Romaña afirma que en el mercado de Bolonia los precios de los albaricoques tempranos han oscilado entre 1,20 y 2 euros/kg, dependiendo de la calidad y la variedad. Las campañas de melocotones y nectarinas llevan unos diez días de retraso, y la recolección comienza a mediados de junio.

Turquía: los menores volúmenes de fruta griega provocan un aumento de la demanda de Europa
Las temporadas de paraguayos, melocotones y albaricoques comenzaron hace unas cinco semanas con los productos de invernadero, y la temporada de campo abierto ha arrancado hace unas dos o tres semanas. Las variedades están cambiando muy rápidamente, Turquía está al final de la temporada de variedades tempranas y pasará a las variedades medias probablemente la semana que viene. Actualmente, el precio de las nectarinas ronda los 1,25 a 1,35 euros/kg FOB. En el caso de los paraguayos, los precios rondan los 1,28-1,38 euros/kg FOB, mientras que los albaricoques cuestan 1,15-1,58 euros/kg FOB, dependiendo de la variedad. En el caso de los albaricoques, el famoso albaricoque Sugar llega la semana que viene, lo que indica que la temporada está en pleno apogeo. Estos albaricoques Sugar alcanzan un Brix de más de 20 y tienen también una buena coloración.

La demanda de frutas de hueso está a un nivel normal, nada fuera de lo común. Sin embargo, el hecho de que Grecia carezca de volúmenes para exportar ha hecho que aumente un poco la demanda de la región europea. Los volúmenes turcos de frutas de hueso están al nivel habitual.

Sudáfrica: se esperan precios más altos debido a la menor oferta española
Las plantaciones de fruta de hueso están en su periodo de descanso invernal, y actualmente se está importando fruta de hueso española. Según un importador, la demanda local es fuerte y se espera que los precios sean más altos de lo habitual debido a la reducción de la cosecha en España.

Un minorista apunta: «Nuestra temporada de importación de nectarinas está a punto de comenzar. Importamos solo desde España por razones fitosanitarias, logísticas y de costes. La demanda es buena y aumenta cada año gracias al trabajo que realizamos junto a nuestros proveedores españoles para mejorar la calidad y los sistemas de envasado».

El precio medio del melocotón es de 12,51 rands (0,74 euros) en estos momentos en el mercado local.

La pasada campaña de fruta de hueso fue complicada. La calidad, el calibre y el volumen fueron sobresalientes, pero la demanda en Europa y en otros lugares fue «patética», según cuenta un importante exportador de fruta de hueso. El cierre de los mercados mayoristas y el exceso de oferta afectaron al mercado. En febrero, dos barcos llegaron a la vez debido a los retrasos y en el Reino Unido el mercado de la ciruela se desplomó.

China: Los precios de compra caen por debajo del precio de coste en la nueva temporada de nectarinas
Las nectarinas de esta temporada ya han llegado al mercado, pero lo han hecho con malas condiciones en materia de precios. Algunos fruticultores afirman que el precio de compra de las nectarinas ha bajado a 0,3-0,4 RMB/500 gramos, lo que no es suficiente para contratar a trabajadores que las recojan. Como la nectarina suele llegar al mercado antes que otras frutas de hueso, con una producción relativamente estable, y el precio en años anteriores también ha tendido a ser favorable, muchos cultivadores plantaron más nectarinas, y la producción se ha disparado en las últimas temporadas.

A principios de mayo, algunas variedades tempranas ingresaron al mercado con buenos precios, pero a mediados de mes llegaron grandes volúmenes, lo que hizo bajar el precio considerablemente. Una de las razones de los malos precios es que en estos momentos hay muchas variedades de fruta disponibles, por lo que el consumo de albaricoque se reduce.

Norteamérica: el suministro de fruta de hueso en Norteamérica es bueno y crece cada vez más
En la costa oeste, la producción de melocotones y nectarinas de California está aumentando. Un mayorista con sede en Toronto (Canadá) señala que los calibres no son los adecuados este año. «Probablemente esto se deba a una combinación de temperaturas variables y la mayor carga que se deja en los árboles en algunos casos. Dada la escasez de mano de obra y los problemas con el agua, no creo que tengan la capacidad de ralear los árboles como querrían». Dicho esto, la fruta es apetitosa, ya que las altas temperaturas durante la temporada de crecimiento han permitido que se alcancen buenos niveles de azúcar.

También menciona que hay un suministro más escaso de variedades tempranas. «Los rendimientos de estas variedades que llegan a principios de junio no son grandes. Los productores las están retirando y no las están reemplazando». Aunque antes se creía que las variedades tempranas llegarían antes al mercado y obtendrían buenos resultados a nivel económico, eso no está siendo así.

En el este, un productor de Carolina del Sur (EE. UU.) señala que está habiendo una buena cosecha de melocotones en Carolina del Sur y Georgia. «Es una cosecha bastante grande, para variar, en comparación con la de los dos últimos años. Ha habido una buena temporada de crecimiento y nos hemos librado de los daños por las heladas, que habían causado problemas los dos años anteriores». Nueva Jersey también comenzará con los melocotones en la segunda o tercera semana de julio.

De vuelta a California, el suministro de melocotones es estable, los volúmenes de nectarinas están aumentando y pronto se terminarán las variedades tempranas, como Zee Fire, y llegarán las variedades registradas, como la Honey Blaze, de modo que predominará la fruta de tamaños más grandes y se eliminará parte de la más pequeña.

El tamaño es importante. Esta temporada faltan frutos de gran tamaño y hay demasiada fruta pequeña en muchas zonas. Aunque hay una buena demanda de fruta de hueso, el año pasado los productores participaron en los programas de asistencia alimentaria del Gobierno estadounidense.

En Carolina del Sur, un productor menciona que el color de la fruta es bueno, pero el tamaño ha sido menor. «A partir de la semana que viene, el calibre debería ser excelente durante lo que queda de año».

También señalan que hay una buena demanda de melocotón este año, con precios medios normales. «El año pasado solo se cosechó un 40-50%. Este año hay un 90% de cosecha, por lo que la oferta está más igualada con la demanda».

Esto hace que los precios de la fruta grande sean altos, lo que frena la demanda minorista. Pero, en general, los precios son entre normales y por encima de la media. «La fruta más pequeña se ha abaratado, sobre todo en el caso de los melocotones. Las nectarinas no tanto», dice el productor de Carolina del Sur. «Sin embargo, hay presión en el mercado para los melocotones amarillos y blancos en tamaños pequeños (70, 80 e incluso 60)».

Australia: la COVID-19 provoca escasez de mano de obra en la cosecha
La temporada australiana de fruta de hueso va de octubre a mayo. La industria australiana ha lidiado con algunos problemas esta temporada, sobre todo debido a la escasez de mano de obra provocada por el cierre de la frontera por la COVID-19. El Gobierno australiano ha cerrado la frontera a los no residentes, y muchas explotaciones agrícolas de toda Australia dependen de los trabajadores de temporada y de los mochileros. Por tanto, el precio de la fruta ha aumentado ligeramente debido a la menor oferta y a los costes adicionales de los agricultores, y en algunos casos no se ha podido recoger toda la cosecha. Además, a finales de la temporada, hubo que retirar pequeños volúmenes de fruta de hueso de los principales supermercados de Australia Meridional, después de que se detectaran larvas de mosca de la fruta en los productos. La fruta afectada, que incluía nectarinas y melocotones, procedía de Victoria.

Sin embargo, en general, los productores están satisfechos con la calidad, a pesar de las perturbaciones y la incertidumbre generada por la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here