Ismael Rescalvo (c), director técnico de Emelec. Foto: API

Los azules mantienen el segundo lugar en la tabla, pero quedaron igualados en 14 puntos con los albos. El equipo perdió un invicto de 11 juegos como visitante.

“Nos queda la sensación de haber perdido puntos, pero hay que quedarse con las cosas positivas del equipo”, comentó Ismael Rescalvo tras la derrota de Emelec 3-2 en visita a Liga de Quito, al cierre de la séptima jornada de la segunda etapa de la LigaPro.

Los azules estuvieron dos veces en ventaja en el marcador, pero permitieron la remontada de los universitarios, que con el triunfo igualaron en 14 puntos a Emelec en la tabla, aunque con mayor gol diferencia, los de Rescalvo siguen como escoltas de Independiente del Valle, a 5 puntos.

Rescalvo destacó que “gran parte del primer tiempo y los primeros compases del segundo acto nos costó buscar la fórmula de nuestro estilo de juego, que es algo que se vio en los últimos 25 minutos, con intención de atacar, tener el balón y someter al rival, con eso hicimos que Liga en su estadio queme tiempo para evitar mayor dominio de Emelec”, indicó el estratega de los azules.

Rescalvo comentó de la “amargura por el resultado”, y detalló las “suficientes ocasiones de gol en el segundo tiempo para haber empatado e incluso ganado el partido”

“Si estábamos más acertados en los remates que fueron al palo y en dos saques de esquina, si marcábamos ese tercer gol habríamos tenido una gran oportunidad de ganar el encuentro porque vimos al rival cada vez más atrás, defendiéndose, perdiendo tiempo. Emelec siempre fue por el partido, esa fue nuestra intención desde que pisamos el estadio”, señaló el estratega.

Rescalvo apuntó al tramo decisivo del torneo, cuando restan ocho jornadas para buscar ganar la etapa y no extender la definición del título a las finales.

“Somos capaces de intentarlo, conozco a este equipo y sé que es capaz de dar vuelta a situaciones en la que nos encontramos. Mientras tengamos puntos en juego y tengamos esa posibilidad vamos a luchar, hasta el último partido, está un poco más difícil que antes, pero quedan ocho partidos, muchos puntos todavía”, comentó el adiestrador español.

En el remate de su intervención tras la derrota, Rescalvo mostró malestar por el resultado, “es una pena por ser adverso”, dijo, pero habló también de “quedarse con las cosas positivas que tuvo el equipo, que eso nos sirva para preparar el partido del domingo ante Universidad Católica”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here