Desde 25 centavos pueden adquirirse los diversos productos naturales en los centros de abastos.

Eucalipto, jengibre, limón, canela y cúrcuma son las plantas más solicitadas en el mercado.

El cambio de clima ha obligado a las personas a buscar a medicamentos tanto en las farmacias como en centros naturistas.

También hay quienes optan por la infusión de bebidas con ingredientes como el jengibre, la canela, el limón y la cúrcuma, entre otras plantas.

Confían en que esta toma es ‘milagrosa’ y que sirve para curar la tos, la gripe y el resfriado común, también para prevenir el Covid-19 o a la vez para aliviar sus síntomas.

Carlos Macías tiene un local en el mercado 22 de Agosto (El Empalme) desde hace 15 años. Señaló que en las últimas tres semanas la venta de estos productos ha incrementado de manera notable.

Agregó que son más las mujeres que compran estas plantas pues en sus hogares al menos uno de sus integrantes tiene problemas de salud.

“Más compran jengibre que se puede adquirir desde los 25 centavos, también llevan el limón y la cúrcuma (…) desde hace casi un mes se está vendiendo mucho más”, añadió Macías.

Lo mismo dio a conocer Bernita Cedeño, otra de las comerciantes, dio a conocer que antes vendía cerca de cinco dólares en estos productos, mientras que ahora la cifra se ha duplicado.

Zoila Vera, madre de familia, dijo que dos de sus cuatro hijos están con tos y resfrío, pero prefiere no ir al médico porque existe el riesgo de contraer el covid-19 o alguna otra enfermedad.

“Siempre nos hemos curado con medicamentos naturales y nos ha dado buenos resultados”, refirió.

Riesgos de la automedicación

Daniel Zambrano, médico particular, advirtió que nadie debe automedicarse pues se corre el riesgo de que sea contraproducente.

“La automedicación responsable puede ser conveniente si se utiliza para tratar síntomas menores y durante un tiempo limitado, aunque siempre es mejor acudir a un profesional de salud”, finalizó. (JO).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí