El vicepresidente del Comité de Frutas y Hortalizas de la Asociación de Exportadores (ADEX), Daniel González Hernández, señaló que la pitahaya tiene un potencial en el exterior, por lo cual instó a incentivar y planificar su cultivo, involucrando a todos los integrantes de la cadena, tanto del sector público como del privado.

A pesar de la adaptabilidad al clima de este cultivo, sus rendimientos productivos y atractivos precios en el mercado internacional, los envíos peruanos son pequeños y no son sostenidos. A noviembre del 2021 sumaron 232.334 dólares y solo un 3% fue en su presentación fresca, congelada y deshidratada; el 97% restante fueron cremas corporales, shampoo y acondicionador de pitahaya. Según cifras del Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade, los despachos de pitahaya y sus derivados llegaron principalmente a Ecuador, Bolivia, Colombia, Países Bajos, Aruba, Chile, Francia, España y otros.

Para González «es necesario explorar destinos con alto potencial de crecimiento, como Países Bajos, cuyos consumidores son innovadores y con gran poder adquisitivo».

Un tema pendiente es gestionar los protocolos sanitarios para ingresar a otros como Estados Unidos. Sobre el acceso de este alimento a este mercado, el director de la Subdirección de Cuarentena Vegetal del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa), Julio Vivas Bancallan, indicó que la autoridad sanitaria de esa nación culminó la etapa de análisis de riesgo de plagas y se está negociando los requisitos fitosanitarios. «Luego ingresará al proceso regulatorio, etapa donde se publicarán los requisitos de exportación», dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí