Las bananas son una de las frutas favoritas de los consumidores de todo el mundo. No obstante, las plantas también son susceptibles a infecciones. Recientemente, las enfermedades vegetales han provocado problemas para la producción de banana en África, como Xanthomonas y el virus del cogollo racimoso.

La amenaza más reciente es el Fusarium oxyspurum f. sp. Cubense (Foc) o R4T, descubierto en una finca en Mozambique. Anteriormente, la enfermedad estaba confinada en Asia, pero se ha propagado a África y América Latina. Aunque no es nueva en el continente, al haberse detectado por primera vez en África occidental en 1924, y en 1051 cuando invadió Tanzania, la cepa no está ampliamente distribuida en los países productores de banana del continente.

Un consorcio de instituciones e investigadores africanos e internacionales ha desarrollado una serie de intervenciones. Parte de la respuesta incluye campañas de concienciación orientadas y formación. También se ha hecho uso de variedades resistentes y de manejo integrado de plagas. En el ámbito mundial, hay una carrera en marcha para hallar una solución. Por ejemplo, los científicos australianos han creado una banana modificada genéticamente que es resistente a la enfermedad, pero los productos modificados genéticamente están sometidos a una estricta normativa en Europa, por lo que pasará mucho tiempo hasta que este tipo de frutas lleguen a los supermercados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí