La Secretaría de Agricultura de México dijo que 220 cerdos en un matadero en el estado de Nayarit, en la costa del Pacífico, fueron sacrificados como medida de precaución.

Dijo que los expertos también detectaron neumonía por micoplasma, una enfermedad pulmonar común en los cerdos.

Los cerdos comenzaron a morir alrededor de Navidad y fueron enterrados en un pozo para evitar que contaminaran aún más la cadena alimentaria .

Se determinó que los cerdos no tenían gripe porcina, que a veces puede pasar a los humanos, ni peste porcina africana. La peste porcina africana puede causar enormes pérdidas y forzar el sacrificio de rebaños enteros. Se ha detectado en China y partes de Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí