Los puertos en el país han funcionado bajo Alianza Público-Privada. CORTESÍA

El Gobierno se centra en alianzas público-privadas, pero hay otras aristas por atender, según expertos. La reducción de estímulos puede ahuyentar capitales.

‘Shock de inversiones’. Esa fue la promesa del presidente de la República, Guillermo Lasso, durante su campaña. Se refería a la llegada de capital para dinamizar la economía y acelerar la reactivación económica tras la crisis agravada por la pandemia de COVID-19, pero eso aún sigue siendo tarea pendiente. Los incentivos que hasta ahora se ofrecen para el arribo de recursos siguen siendo insuficientes.

Tras un intento fallido, en septiembre de 2021, con la Ley de Creación de Oportunidades que incluía la reforma laboral y tributaria, Lasso busca nuevamente aprobar una propuesta legal con el fin de atraer inversiones al país.

EXPRESO tuvo acceso a un borrador de la propuesta legal, que está por presentarse cuando Lasso vuelva de China, la próxima semana. En términos generales, se basa en tres grandes ejes:alianzas público-privadas (APP), la creación de zonas francas y reformas al mercado de valores.

La pregunta es: ¿qué incentivos se incluirán para nuevas inversiones? El cuestionamiento surge tras la eliminación o reducción de algunos incentivos en la pasada reforma tributaria, que fue aprobada en noviembre de 2021.

Por ejemplo, en la Ley de Fomento Productivo se ofrecía a sectores priorizados una exención total en el pago de este tributo por un periodo de entre ocho y 20 años. Con la reforma tributaria ese beneficio fue reemplazado por una tarifa preferencial que va del 3 al 5 %. El beneficio llega a cero si se habla de la inversión que hacen las empresas preexistentes, es decir, los negocios que llevan años operando y que por inyectar en el mercado nuevos capitales recibían una tarifa proporcional.

También se eliminó la exoneración del 5 % del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) que antes se aplicaba a la compra de materias primas y bienes de capital que hacían las empresas. Uno de los argumentos del Gobierno ha sido que algunos incentivos no han generado atraer capitales y que algunos incentivos se incorporarán en la ley que está por enviarse.

 

Para Marcelo Bodero, experto en inversiones, si bien todavía está por conocerse el texto completo del proyecto de ley, el Gobierno se está centrando mucho en APP. El experto cree que hay otros ámbitos en los que se puede atraer capitales, como ‘retail’, turismo, camarón o banano.

“El Gobierno no está viendo todas las aristas. Solo está viendo aristas muy marcadas”, aseguró Bodero.

La Ley para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal dejó “lesionados” y “dañados” algunos incentivos a inversiones privadas, argumentó el experto, con lo cual se perjudica a la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED).

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), la Inversión Extranjera Directa (IED) al tercer trimestre de 2021 llegó a $ 493 millones. Si se compara con el mismo período de 2020, la cifra cae en $ 492 millones, es decir, 49 % menos. Desde el Gobierno se ha mencionado que este año se mejorará esta cifra.

Otro frente para atraer inversiones es el sector de energía, específicamente el petrolero. Para este año, la meta de producción petrolera es bombear 580 mil barriles por día, aseguró el ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo. Además, se busca renegociar los contratos con las empresas petroleras y adjudicar nuevos campos para la explotación de crudo.

“En primer lugar vamos a desarrollar una ronda petrolera, la Intracampos Dos, bajo contrato de participación (…) vamos a lanzar al interés de las empresas internacionales. Estamos trabajando en la posibilidad de lanzar la ronda Intracampos Tres”, dijo Bermeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí