SOCIALIZACIÓN. Los ganaderos recibieron lineamientos por personal del Centro de Control de Armas.

El gremio no está satisfecho, aducen que el abigeato no para, se quejan porque no tienen respuestas de las autoridades y no pueden defenderse de los delincuentes.

El permiso de porte de arma de fuego para ganaderos y camaroneros está suspendido, lo que les genera intranquilidad, según dijeron los afectados es el único elemento para defenderse de los delincuentes que se adueñan de sus animales.

La prohibición del porte de armas, vigente desde el 2011, indica que los permisos tendrán legalidad hasta el 2020. Pero, tras los pedidos de los ganaderos y camaroneros se extendió por dos años más, es decir que en el 2022 estos documentos ya no serán renovados, así lo explicó Jonathan Aguayo, coordinador del Centro de Control de Armas de Santo Domingo de los Tsáchilas.

El uniformado manifestó que al momento solo se autorizará la tenencia de armas de fuego. Es así que para dar a conocer estos lineamientos el personal del departamento de Control de Armas socializó con un grupo de ganaderos.

Inconformidad

El presidente de la Asociación de Ganaderos (Asogan), Vinicio Artega, comentó que estas normativas permiten que los ganaderos queden indefensos y a la expensa de seguir siendo víctimas de robo de sus animales.

El ganadero Leopoldo Román Abarca, manifestó que uno de los problemas que se genera con la suspensión de la renovación del porte de armas de fuego es que infrinjan la ley, ya que si les encuentran con una pistola o revólver serán detenidos y el artefacto decomisado.

Ante estos comentarios Aguayo, aseveró que las personas pueden tramitar el permiso para la tenencia y así evitar cometer algún delito.

Especificó que uno de los problemas por el cual se suspendió el porte de armas es porque los ganaderos hicieron mal uso de las autorizaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí