El puerto de Posorja se ha desarrollado bajo el concepto de ZEDE. CORTESÍA

Alternativas para compensar la Ley para la Atracción de Inversiones. El Gobierno diseña un plan B para tratar de suplir la propuesta legal que fue archivada por la Asamblea Nacional el pasado 24 de marzo de 2022.

Modificar reglamentos técnicos, emitir decretos e incluso un nuevo proyecto de ley únicamente para promover zonas francas, están entre los planes que baraja el régimen, aseguró el ministro de Producción, Comercio Exterior e Inversiones, Julio José Prado.

En caso de realizarse la consulta popular, dijo el ministro de Producción, esta quedará para la reforma laboral y no incluirá temas sobre inversión.

El primer reglamento que se modificará tiene que ver con la Ley de Alianzas Público-Privadas para mejorar los tiempos. También se analizan cambios al reglamento de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) y enviar a la Asamblea un posible proyecto de ley únicamente para implementar zonas francas.

“Nunca fue objetado (lo concerniente a las zonas francas) por la Asamblea”, comentó el titular de la cartera de Estado. No obstante, aclaró que todo dependerá del contexto político.

El ‘shock’ de inversiones que prometió el Gobierno de Guillermo Lasso se ha convertido en una tarea complicada. Factores internos y externos juegan en contra de una de las principales promesas del mandatario, según expertos consultados por EXPRESO.

Atraer capitales al país se ha vuelto crítico para acelerar la recuperación económica luego de la crisis agravada por la pandemia de COVID-19, con el fin de generar empleo, otra de las premisas de Lasso.

Sin embargo, el archivo del proyecto de Ley para Atraer Inversiones ha enviado un mensaje a posibles inversionistas: el margen que tiene el Gobierno para seguir haciendo reformas es muy limitado. Y aparece una incógnita para empresarios que piensan en el mediano y largo plazo: ¿qué sucederá cuando Lasso deje el poder?

La situación fiscal ha mejorado y eso ha sido valorado desde el exterior, aseguró Fernando Posadas, analista de Medley Advisors, multinacional que se dedica a la investigación de análisis económicos y geopolíticos para inversionistas.

La reducción del déficit fiscal o la mejoría de las reservas internacionales del Banco Central del Ecuador (BCE) son valoradas y dan mayor seguridad a posibles inversionistas, pero hay dos factores que pesan: el contexto político del país y el temor al riesgo de inversionistas por el complejo panorama mundial.

“Es difícil que el Gobierno pase la reforma laboral o la reforma de inversiones. Son cosas que uno quisiera seguir viendo. El costo de mano de obra sigue siendo significativamente más elevado que en otros países. Eso pesa a la hora de querer abrir una fábrica”, analizó Posadas.

Ese poco atractivo se refleja en los datos de la Inversión Extranjera Directa (IED) que llega a Ecuador. En 2021 el país atrajo $ 621 millones, según datos del ministro Prado. Es decir, hubo una caída del 47 %respecto a 2020.

Según cifras del Ministerio de Producción, en 2021 se firmaron contratos de inversión que suman $ 2.158 millones y en 2022, $ 3.500 millones, que esperan ser ejecutados entre este año, 2023 y 2024, tanto por empresas locales como extranjeras. Prado aclara que los contratos son “promesas” de iniciativas a implementarse. Con ese panorama, la meta del Gobierno es superar los $1.000 millones este año en IED y llegar a unos $ 1.800 millones al final del período de este Gobierno.

Pese a ese contexto, Ecuador se ha vuelto más atractivo frente a otros destinos de la región. Empresarios peruanos mantienen su plan de hacer inversiones en el país, incluso luego del archivo del proyecto de Ley para Atraer Inversiones, aseguró José Manuel Saavedra, presidente ejecutivo de la Coordinadora por la Inversión y el Trabajo (CIT) de Perú.

Los inversionistas huyen del Perú por las políticas socialistas del presidente Castillo”, dijo Saavedra. Sin embargo, añadió que sí hay preocupación en el mediano plazo por lo que podría ocurrir en Ecuador si llega un gobierno de una tendencia política menos favorable a la apertura comercial. “Es muy importante que la población sepa los beneficios de traer inversión extranjera”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí