Imagen referencial

Los dos primeros meses del 2022 hubo un aumento del 6 % en el volumen de exportaciones con respecto al mismo período del 2021.

Durante el 2020, el año más fuerte de la pandemia, Ecuador logró sostener sus exportaciones de atún, en el cual el descenso de los envíos al exterior fue apenas del 2 %; mientras que en el 2021 el incremento interanual fue de casi el 9 %, alcanzando $ 1.177 millones, una cifra superior a la de 2019 y 2018, según Rafael Trujillo Bejarano, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Pesquería (CNP). Además, destaca que los dos primeros meses del 2022 hubo un aumento del 6 % en el volumen de exportaciones con respecto al mismo período del 2021.

Rafael Trujillo Bejarano, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Pesquería. Foto: Cortesía

Trujillo dice que los efectos de la pandemia sí se sintieron en el sector, pero las empresas tuvieron la resiliencia para hacer frente y ajustar las operaciones. “Todas las empresas elaboraron sus protocolos de bioseguridad, identificando grupos vulnerables que tuvieron que ser reubicados o asignados a teletrabajo. Los turnos de producción tuvieron que reprogramarse para reducir la presencia de personal en las plantas”.

El ejecutivo expresa que las mayores afectaciones han venido por el lado de los costos de transporte para el comercio exterior y de los insumos, algunos de los cuales subieron en más del 20 %, 50 % y hasta el 70 %, tales como el cartón, aceite, envases metálicos, entre otros. “Todo esto sumado a demoras en la recepción de insumos y materiales o despachos producto de la crisis del transporte marítimo. Esta situación afecta la competitividad del producto y está sujeta a una dinámica externa compleja con una creciente inflación y un horizonte incierto de término”.

Pese a la crisis, Ecuador es reconocido en el mundo por ser un destacado proveedor de lomos y conservas de atún. Trujillo refiere que “por años se han mantenido en el segundo lugar en términos de volumen de exportaciones al mundo, superado únicamente por Tailandia”.

De igual forma, la flota atunera del Ecuador es la más importante del Pacífico Oriental y Manta es reconocido a nivel mundial como un destacado puerto de desembarque de atunes. Ecuador es el principal proveedor de conservas de atún de la Unión Europea, un mercado reconocido por los altos estándares requeridos en términos de calidad, inocuidad y trazabilidad demandados, y la producción del Ecuador trabaja permanentemente en la mejora continua de estos estándares.

En el mercado internacional, lo que más se exporta es el atún enlatado. Nirsa es líder de este rubro en Ecuador, ocupando el primer lugar en la exportación de atún en conserva del año 2021, con 37.545 toneladas brutas exportadas, que alcanzan $ 154?207.611 totales anuales; mientras que en el primer trimestre del 2022 exportaron $ 30?429.761.

Melissa Aguirre, gerente de Asuntos Corporativos de Nirsa, menciona que la empresa se ha consolidado en Norteamérica, Centroamérica, Sudamérica, la Unión Europea, Asia, entre otros, posicionando así su liderazgo en más de 35 países como un referente en buenas prácticas de pesca. “Cabe destacar que somos la empresa líder en exportación en relación con la cantidad de toneladas de atún. Los principales países a los que exportamos atún son Alemania, Reino Unido, España, Francia, Perú y Argentina”.

Proyectos

La flota atunera asociada a la CNP ha sido la gestora en el Ecuador de trabajar en un proyecto de mejora pesquera para que la pesquería de atunes con redes de cerco alcance la certificación MSC (Consejo de Administración Marina, por sus siglas en inglés), la más prestigiosa en el mercado internacional. Trujillo cuenta que esta iniciativa dio lugar a la creación del proyecto Tunacons, en la actualidad convertida en fundación que busca trabajar por mantener la sostenibilidad de la pesca de atunes en Ecuador y la región.

Tunacons

Esta organización nació el año 2015 bajo la iniciativa de Nirsa, y luego se unen en primera instancia las empresas Eurofish y Jadran para impulsar la preparación de un Proyecto de Mejora Pesquera (FIP, por sus siglas en inglés), y su Plan de Acción se comenzó a implementar desde el 2017, en ese mismo año también se unieron Servigrup y Trimarine.

Guillermo Morán Velásquez, director de Tunacons, dice que la iniciativa ha buscado prepararse para lograr la certificación de sostenibilidad pesquera más reconocida en el mercado, que es el Marine Stewardship Council (MSC), que ayudará a fortalecer la competitividad en los mercados internacionales con mayor énfasis en los países de la Unión Europea.

Guillermo Morán Velásquez, director de Tunacons. Foto: Cortesía

Trabajos claves de Tunacons junto a la Autoridad Pesquera Nacional para lograr una pesca sostenible:

– Cooperación con la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) para el impulso a nuevas medidas de conservación regionales.

– Acciones que fortalecen el control y monitoreo de la flota.

– La nueva Ley de Acuacultura y Pesca y su respectivo reglamento.

– Integración al Acuerdo de Medidas de Estado Rector del Puerto para combatir la pesca ilegal.

– Impulsar el Plan Nacional para la Pesca Industrial del Atún.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí