FORMALIDAD. Con las SAS los emprendimientos son legalmente constituidos.

Con el propósito de legalizar las actividades económicas de  nuevos emprendedores de una manera más ágil y fácil, se han creado a nivel nacional las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS).

Estás sociedades son muy flexibles, prácticas y se las puede constituir de forma unipersonal, es decir, que no requiere de socios para crear la empresa. Además, no hay un capital mínimo, nace con su propio RUC y se reserva la denominación del nombre de la empresa.

Santo Domingo de los Tsáchilas no es la excepción, varios emprendimientos de belleza y del sector de la construcción, le han apostado a esta alternativa.

Johanna Abad, abogada y  aliada estratégica en la Cámara de Comercio para llevar estos procesos, manifestó que la conformación de estas sociedad está tomando fuerza en el país, ya que evita trámites engorrosos y en una semana la persona ya tiene formada su compañía, a diferencia de otras, como la anónima o limitada que lleva cerca de seis meses en constituirla.

Mencionó que en la provincia son muy pocas las personas que saben de este proceso, que entró en vigencia en el 2020, en el marco de la Ley de Emprendimiento e Innovación.

Explicó que en su consultorio jurídico Abad&Abad Lawyers Consulting, mensualmente tiene alrededor de cinco procesos para las creaciones de SAS, que es muy poco a diferencia de otras ciudades como Quito, en donde se maneja un número de 20 conformaciones mensuales.

Beneficios

Para Abad, quienes buscan este mecanismo para tener legal su emprendimiento, tienen varios beneficios para su conformación, como crear la sociedad mediante una contrato privado y sin gastos notariales. No existe montos de pago en el registro mercantil, los trámites se hacen directamente con la Superintendencia de Compañías y tiene dos formas de creación: de manera electrónica o física.

También le da autonomía al accionista que su objeto social sea amplio, es decir, que pueda incluir muchas actividades.

Dinamizan la economía

El economista Mauricio Cáseres, comentó que sostener estás sociedad es fácil y fueron destinadas para las micro y pequeñas empresas (Mipymes), ya que juegan un rol importante en la economía ecuatoriana, porque dinamizan el aparato productivo por la variedad de bienes y servicios que ofrecen, así como por ser generadoras de empleos, convirtiéndose en la base fundamental del tejido social. (CT)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí