Patos son llevados a un matadero para evitar que se extienda la gripe aviar en Francia en 2017. Efeagro/Caroline Blumberg

Bruselas aprobó el plan de ayuda francés, que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2024 y apoyará en particular a las empresas transformadoras y a la industria avícola especializada.

Las subvenciones, aprobadas en el contexto de la gripe aviar durante 2021 y 2022, podrán ser solicitadas por las empresas de procesado, los centros de empaque de huevos y las firmas de servicios especializados, incluido el transporte, la limpieza o la alimentación animal en el sector avícola y que hayan sufrido el impacto directo de esa enfermedad.

Un cartel anuncia el “Acceso prohibido” a una granja francesa afectada por gripe aviar.

La Comisión evaluó el régimen según las normas sobre ayudas de Estado y llegó a la conclusión de que la medida es “necesaria, adecuada y proporcionada para remediar la grave perturbación del sector avícola causada por la gripe aviar”.

Bruselas considera que el importe de la ayuda “se limita al mínimo necesario” para compensar los costes adicionales en que incurren las empresas del sector avícola frente a los daños causados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí