Foto referencia

Los Países Bajos, Bélgica y cinco grandes navieras internacionales han unido sus fuerzas en la lucha contra la delincuencia organizada en los puertos de Róterdam y Amberes. Así lo acordaron hace unos días en la conferencia «Trabajando juntos por un puerto seguro», celebrada en Amberes. Utilizarán contenedores equipados con dispositivos inteligentes.

Sonará una alarma cuando alguien trate de manipular los contenedores. Además, se controlará a los empleados, se intercambiará información y se colaborará para mejorar las normas internacionales de seguridad en la lucha contra la delincuencia y el contrabando de drogas en todo el mundo.

Los ministros holandeses Ye?ilgöz-Zegerius (Justicia y Seguridad), Harbers (Infraestructuras y Gestión del Agua) y el secretario de Estado De Vries (Prestaciones y Aduanas), y el primer ministro belga De Croo firmaron la «Declaración sobre la lucha contra la delincuencia organizada transnacional relacionada con las drogas».

También lo hicieron los viceprimeros ministros belgas Van Peteghem (Finanzas), Van Quickenborne (Justicia y Mar del Norte) y Verlinden (Interior), los alcaldes de Róterdam y de Amberes (Aboutaleb y De Wever, respectivamente) y ejecutivos de las cinco grandes navieras MSC, Maersk, CMA CGM, Hapag Lloyd y Seatrade.

«Las estructuras de poder criminal se han convertido en empresas multinacionales que operan a escala internacional», afirma el ministro Ye?ilgöz-Zegerius. «Para desmantelarlas, Bélgica, las principales navieras y nosotros estamos impulsando una norma mundial para hacer frente a la delincuencia organizada». Ocultar drogas en contenedores marítimos, en otros cargamentos o en buques es un método de contrabando muy popular».

«La violencia despiadada y la corrupción también suponen una gran amenaza para nuestra sociedad y nuestra economía. El Gobierno y las empresas solo pueden hacerles frente trabajando juntos. Tenemos la responsabilidad conjunta de detener el contrabando de drogas a gran escala, dada toda la violencia e intimidación que este conlleva», explica el ministro Ye?ilgöz-Zegerius.

El Ministro Harbers dice que «los puertos de Róterdam y Amberes son el sustento económico no solo de los Países Bajos y Bélgica, sino también de Europa. Lo que atrae a empresas internacionales y a los países a estos puertos también los hace atractivos para los cárteles de la droga. Me complace que las principales navieras se hayan sumado a esta iniciativa. El uso de tecnología inteligente, como los precintos inteligentes, nos ayudará a abordar el problema de raíz».

«Se han producido incautaciones récord en los puertos de Róterdam y Amberes», añade el secretario de Estado, De Vries. «Eso demuestra la magnitud del problema del contrabando de drogas en ambos países. Por eso luchamos codo con codo contra el narcotráfico». Las aduanas holandesas y belgas ya colaboran en países como Sudamérica para escanear también allí los envíos».

«Las compañías navieras tienen mucha información sobre los países de donde proceden muchas de estas drogas. Sus barcos llegan a numerosos puertos. Por eso vamos a intercambiar más información, para que las aduanas puedan hacer controles aún más específicos y aumentemos las posibilidades de interceptar estas drogas», concluye De Vries.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí