Arroz. Pexels

Un estudio recientemente liderado por la investigadora del CSIC Blanca San Segundo ha revelado que el aporte de hierro a la planta de arroz por un periodo corto de tiempo aumenta la resistencia a la infección por el hongo Magnaporthe oryzae, el causante de la enfermedad más común en este cultivo.

En un comunicado, el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) ha recordado que este hongo da lugar a la conocida como piriculariosis (o tizón del arroz) y genera grandes pérdidas de producción a nivel mundial.

El arroz (Oryza sativa L) es el cereal mundialmente más utilizado para la alimentación humana y el segundo más producido en el mundo, por detrás del maíz.

Sin embargo, la producción de arroz está gravemente amenazada por la piriculariosis, una enfermedad fúngica que se ha reportado en más de 80 países de todos los continentes, incluidas las zonas de cultivo de casi todas las regiones productoras de España (Andalucía, Extremadura, Cataluña o Comunidad Valenciana, entre otras).

Arroz recolectado en Cotuí (República Dominicana). Foto: EFE/ Orlando Barría
Arroz recolectado en Cotuí (República Dominicana). Foto: EFE/ Orlando Barría

Con métodos de secuenciación de RNA, que permiten analizar el nivel de expresión de diferentes genes, el equipo investigador del CRAG ha detectado la activación de varios genes relacionados con las defensas de la plantas cuando las plantas de arroz crecen con aporte de hierro durante un corto periodo de tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí