Entre los productos ecológicos, los vehículos eléctricos e híbridos crecieron un 25 %, los embalajes no plásticos, un 20 % y las turbinas eólicas, un 10 %. (Foto referencial)

El comercio mundial se ralentizó en el segundo semestre de 2022 y se estancará en el primer semestre de este año, según la última actualización del informe de comercio global de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

La conferencia advierte que la perspectiva para 2023 “sigue siendo incierta por el contexto de continuas tensiones geopolíticas, preocupación por la inflación, elevados precios de las materias primas y la combinación de tipos de interés y deuda pública elevados”.

Sin embargo, los expertos de UNCTAD apuntan a que la segunda mitad de 2023 será mejor para el comercio global por las buenas perspectivas de la Unión Europea y EEUU, que parecen haber evitado la recesión económica.

Además, la previsible debilidad del dólar en 2023 podría traducirse en un aumento de la demanda de bienes comercializados, subraya UNCTAD, que también cree que la incertidumbre por las interrupciones de la cadena de suministro global es ahora mucho menor que hace un año.

De acuerdo con los autores del informe, el valor de los bienes comerciales aumentó un 12,3 % y el de los servicios un 15 % en 2022, mientras que el incremento conjunto de ambos fue del 12,9 % respecto al año pasado.

Por otro lado, UNCTAD destacó el buen desempeño de los “bienes verdes” en 2022, cuando su valor final alcanzó los US$ 1,9 billones, un 5 % más que en 2021.

Entre los productos ecológicos, los vehículos eléctricos e híbridos crecieron un 25 %, los embalajes no plásticos, un 20 % y las turbinas eólicas, un 10 %.

Los autores del informe consideran que estas cifras son “una buena noticia” y prevén que el mercado mundial de “bienes verdes” alcance los US$ 2,1 billones cuando termine la década.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí