VALORES. Los controles por parte de las autoridades llegan a piladoras, mercados, tienda y otros locales donde se expende este producto.

Los costos de productos básicos como el arroz siguen en aumento, situación que preocupa ya que la situación económica que atraviesa el país no es la mejor.
Así lo manifestó Margarita Ramírez, habitante de la parroquia San Camilo (Quevedo).
Comentó que antes compraba dos libras por $1,00, pero ahora las adquiere en $1,30.
Por este y otros aumentos, ha reconsiderado ajustar otras compras para su familia de cuatro integrantes, ya que comprar arroz de calidad inferior no es una opción viable.
Como resultado, sus gastos alimenticios semanales subieron de $5.00 a $9,00, “Decían que el arroz iba a bajar de precio, pero los que son de baja calidad, porque el arroz bueno, está caro, y no hay quien controle”, dijo la mujer.

Piladoras

Carmen Aguirre, propietaria de una piladora de arroz en la parroquia rural San Carlos, también dijo sentirse afectada.
Según la comerciante, el precio mínimo de sustentación para una saca de 220 libras de arroz con cáscara oscila entre $32.50 y $34.50, dependiendo de la calidad. Sin embargo, en estos días, las piladoras están pagando entre $10 y $15 adicionales por encima de estos costos oficiales para asegurarse el suministro de la gramínea.
Destacó que el aumento de precios afecta directamente al consumidor final. Por ejemplo, mencionó que el quintal de arroz se vende actualmente a $52 con la nueva cosecha nacional que está saliendo gradualmente, en comparación con los $32 que valía en enero.
Sergio Machimba, propietario de una tienda de barrio en el centro de Quevedo, también se pronunció al respecto.
Explicó los costos en su local varían en función de lo que se compra a los mayoristas.
“Nosotros vendemos según lo que invertimos. Si bien exhibimos una lista de precios, estos cambian semanalmente, a veces suben y otras veces bajan. No depende de nosotros, y siempre tenemos las facturas para justificar los precios”, comentó.

Alza

Varios productores minoristas, oriundos de Babahoyo, señalaron que la cosecha de este año será suficiente para abastecer el mercado durante cuatro meses en el país.
Añadieron que han reducido la siembra debido al anuncio del Fenómeno de El Niño, pero argumentan que no existe justificación para aumentar los precios de venta al público, y que esto depende directamente de las autoridades de control.


“Generalmente, los mayoristas son quienes se benefician de esta situación. El precio de sustentación nunca ha sido estable; se respeta durante las inspecciones, pero luego vuelve a aumentar. Con la importación del arroz, deberíamos ver una reducción de los precios o, según la calidad, que estos se mantengan”, explicó Fabricio Mena, productor de ciclo corto de la capital de Los Ríos.

Inspecciones

Desde la Intendencia se informó que llevan a cabo controles en piladoras, mercados y tiendas y que por múltiples ocasiones han advertido que aquellos que no cumplan con los precios oficiales o de sustentación enfrentarán sanciones que incluyen multas económicas, cuya gravedad dependerá de la infracción, y en casos extremos, el cierre o la clausura temporal del negocio
No obstante, señalaron que la mayoría de los comerciantes están presentando facturas que respaldan los precios que cobran, especialmente en las tiendas.
Argumentaron que estas operaciones de control de precio, peso y calidad de productos se realizan en todos los cantones de la provincia de Los Ríos, con la colaboración de comisarios de policía y el respaldo de la fuerza de seguridad.
También se hizo conocer que en caso de existir especulación pueden acercarse a una de sus dependencias y presentar las respectivas denuncias. (LL)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí