Foto cortesía/ Por Francesca Aguilar

En un esfuerzo por fortalecer la vigilancia y la capacidad de evaluación de las condiciones asociadas al evento climático El Niño en Ecuador, técnicos del Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada realizaron una instalación clave el 11 de octubre de 2023. A bordo del buque Orión, colocaron una boya oceanográfica al oeste de las icónicas islas Galápagos. Este dispositivo se suma a otra boya instalada a principios del año a 110 millas náuticas de la península de Santa Elena.

Estas boyas no solo representan un avance significativo para el país, sino que también desempeñan un papel fundamental en el monitoreo y la generación de pronósticos climáticos. Ambos equipos están equipados con una variedad de sensores que registran datos meteorológicos y oceanográficos esenciales, como la temperatura del aire, la velocidad y dirección del viento, la precipitación, la presión atmosférica, las corrientes marinas, las condiciones termohalinas en la columna de agua hasta los 500 metros y el oleaje.

La información recopilada por estas boyas se transmite en tiempo casi real hasta el Centro de Monitoreo Oceánico del Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada (Inocar). Aquí, el personal especializado analiza y utiliza estos datos para generar pronósticos climáticos. Los beneficios se extienden a una amplia gama de actividades, desde la navegación y la pesca hasta la acuicultura, el turismo, la gestión de riesgos y la investigación científica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí