Manabí es otra de las provincias afectadas por la gripe aviar en Ecuador. El Ministerio del Ambiente detectó un brote en el manglar La Boca, de Crucita (Portoviejo) y en la parroquia Charapotó, de Sucre. La Cartera de Estado activó los protocolos de vigilancia, que consisten en monitoreo y toma de muestras de los animales muertos para su respectivo análisis.
Yeriel Zambrano, directora zonal del Ministerio del Ambiente, informó que biólogos, veterinarios y otros técnicos de la institución trabajan en la disposición final de las aves muertas.
También se establecieron mesas de trabajo interinstitucional, para abordar la situación. A estas asisten instituciones gubernamentales, como el Ministerio de Salud, Agrocalidad, también los municipios, la Prefectura, entre otras entidades. El Ministerio del Ambiente notificó a Agrocalidad y al Ministerio de Salud para que refuercen los protocolos de bioseguridad, con el fin de reducir el impacto del brote. En 2023, las autoridades también han detectado brotes de gripe aviar en el Refugio de Vida Silvestre Manglares El Morro, en la provincia de Guayas. También en Galápagos y Tungurahua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí